creció 8.1%: sener
Capacidad de generación eléctrica da estirón en el 2016
Apertura al sector privado impulsa inversiones que han favorecido la construcción de nuevas plantas generadoras.
Foto Archivo EE

La capacidad instalada para generación eléctrica en México ya asciende a 73,510 megawatts (MW), de los cuales, 71.2% corresponde a centrales eléctricas convencionales y el restante 28.8% a tecnologías limpias. Esta capacidad instalada se incrementó 8.1% en el 2016, respecto a la registrada al cierre del 2015, según el Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional 2017-2031, publicado por la Secretaría de Energía (Sener).

Derivado de las oportunidades de negocio para privados en el nuevo esquema de mercado, la capacidad instalada nacional creció 14.7% del 2013 a la fecha, muy por encima del incremento en la demanda eléctrica, de 4.1% anual, e incluso de la generación efectiva, que entre el 2013 y el 2016 aumentó 7.5 por ciento.

La capacidad instalada de tecnologías limpias aumentó 1,956 MW entre el 2015 y el 2016, equivalente a 10.2% de incremento. El 71% de este crecimiento se debe a la instalación de nuevas centrales eólicas, con 930 MW adicionales y de cogeneración eficiente, con 453 MW más, tecnologías cuyo crecimiento anual fue de 33.2% y 77.7%, respectivamente.

La capacidad instalada de tecnologías convencionales se incrementó en 3,530 MW entre el 2015 y el 2016, un aumento de 7.2 por ciento. De este crecimiento, 99% se explica por la expansión de la capacidad de las centrales de ciclo combinado (3,232 MW adicionales) y combustión interna (267 MW) cuyo crecimiento anual fue de 13.4% y 22.5%, respectivamente.

En términos de las modalidades de generación vigentes, 58.9% de la capacidad instalada corresponde a centrales eléctricas propiedad de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), mientras que 18% corresponde a los todavía productores independientes de energía (PIE) para la estatal y 23.1% restante a capacidad que los privados aportan bajo esquemas de autoabastecimiento, cogeneración, pequeña producción, exportación, usos propios continuos y generación del nuevo esquema.

generación y transmisión a menor ritmo

En tanto, la generación efectiva de energía de este último reporte ascendió a 319,364 gigawatts por hora (GWh), lo que implicó un incremento de menos de la mitad de la capacidad, es decir, de 3.2% o 9,811 GWh.

Con la capacidad instalada de ese año operando a 100%, se habrían generado 643,947 GWh (24 horas, 365 días del año); por tanto, la generación reportada implica que la capacidad operó a un promedio de eficiencia de 49.5 por ciento. Esto es producto del aumento en la capacidad limpia, cuya intermitencia se refleja en el sistema.

De la electricidad, 79.7% provino de tecnologías convencionales y 20.3% restante de tecnologías limpias. Además, 50% de la generación fue de ciclos combinados, 13% de térmicas convencionales, 11% de carboeléctricas y 10% de hidroeléctricas.

La generación a partir de fuentes limpias registró un aumento de 1,916 GWh, 3% más que el año anterior. En tanto, la generación de fuentes convencionales se incrementó en 7,895 GWh, 3.2% más que en el 2015.

Las centrales eléctricas de CFE generaron 54.7% de la energía eléctrica en el 2016, ya que los PIE aportaron 27.8% y 17.5% restante fue de la producción de particulares bajo esquemas de autoabasto, cogeneración, pequeña producción, exportación, usos propios y generación del nuevo esquema.

En lo que respecta a la capacidad de transmisión dividida en 53 regiones, ésta ascendió a 74,208 MW (cubriendo 100.9% de la capacidad instalada de generación) y tuvo un crecimiento de 3.9% respecto al año anterior, 4 puntos porcentuales por debajo del crecimiento de la capacidad de generación.



kgarcia@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de