5 rasgos de la generación Z en el ambiente laboral
¡Atención millennials! una nueva cuadrilla de chicos de la generación Z está lista para salir de la universidad y están listos para hacer lo necesario para incorporarse profesionalmente a la fuerza laboral.
Ruy Alonso Rebolledo
Jun 18, 2017 |
12:46
Foto: Reuters

Los nacidos entre 1994 y el 2010, conocidos como la generación Z, siguen engrosando profesionalmente la fuerza laboral y traen consigo un cambio de actitud y perspectiva, según un nuevo estudio de Accenture. Estos chicos están dispuestos a comprometerse pero a cambio quieren reconocimiento su grado de estudios, evitando sentirse subestimados como a medida el 54% de sus predecesores se sienten.

Sus actitudes reflejan una actitud que no rivaliza con los valores más tradicionales de los lugares de trabajo, como el deseo de una trayectoria de carrera o la estabilidad. Estos empleados potenciales no son de la vieja escuela. Sin embargo, otras actitudes demuestran que estos chicos traen cambios en un futuro, en forma de habilidades digitales y mentalidad, a cualquier empleador.

Para alcanzar sus metas, los Z son congruentes con sus actitudes y muestran marcadas preferencias por compañías grandes. Después de años de declive en estas decisiones laborales, en el 2017, según Accenture, los chicos de esta generación están más interesados en trabajar para una gran empresa, a diferencia de los millennial.

La generación Z es diferente de la de sus predecesores, conocida como millennial o generación Y. Los jóvenes de esta nueva generación nacieron en contacto en una era en la que se generó una revolución tecnológica, sobre todo en el área de las telecomunicaciones. Según los parámetros en los que se les acomoda debido a sus similitudes, son autodidactas, creativos y sobreexpuestos a la información.

NOTICIA: Generación Z, foco de atención para las ESR

Nacieron y crecieron con la tecnología pero padecieron los estragos de las crisis económicas que afectaron sus entornos e influyeron en sus personalidades de forma crítica. De hecho según un video publicado por Accenture que complementa el estudio, los sueldos a los que aspiran son bajos y su relación con el dinero ha cambiado, tal vez más aún que los millennial.

En cuestiones laborales, Los Z se asemejan más a la generación de sus padres, la generación X, que con la generación que los precede (Millennial / generación Y). Los nuevos graduados estarán buscando una experiencia de empleado que se adapte a sus valores para ellos.

Estas son seis características de comportamiento de los chicos de la generación Z en el ambiente laboral, según Accenture:

1. Aprecian los valores empresariales tradicionales

Los Z preferirán trabajar en empresas grandes que puedan responder a sus necesidades. Al valorar el salario y su carrera profesional más, las empresas grandes están mejor posicionados en las prioridades. Los gerentes de más experiencia observarán rápidamente algunos valores compartidos. Al incorporarse a la fuerza de trabajo, un 78% de los 2017 grados ya habrá completado una pasantía, mostrando una apreciación de la necesidad de traer habilidades prácticas a la mesa desde el primer día a medida que se embarcan en sus carreras, esto irremediablemente incluirá actualización tecnológica.

2. El regreso del pragmatismo

Los graduados de la generación Z están demostrando estar dispuestos a trabajar no sólo para — sino con — su nuevo empleador en muchos asuntos. Por ejemplo, el 75% de los nuevos graduados están dispuestos a trasladarse a otro estado para una oferta de trabajo. Según Accenture, 71% consideraría tomar una pasantía no remunerada después de graduarse si un trabajo pagado no está disponible. Y más de la mitad (58%) consideran aceptable trabajar los fines de semana o las noches.

¿Qué piensan los millennials del mundo actual?

Los trabajadores de la generación Z esperan el mismo nivel de flexibilidad por parte de la empresa en la que trabajan para ayudarles a mantener el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, una de sus principales preocupaciones.

3. Creen en el potencial humano

Son habilidosos con la tecnología, pues nacieron en una época en la que ya se había integrado a su vida diaria, pero al mismo tiempo comprenden la importancia y el valor del toque humano en un mundo que tenderá a dedicarse a la robótica y a la inteligencia artificial.

Prefieren las reuniones en persona (42 por ciento). La mitad de estos chicos ven las habilidades de comunicación como un valor agregado que los hace atractivos para los empleadores potenciales. Dos tercios de los nuevos graduados dan la bienvenida a Inteligencia Artificial y a otras tecnologías que consideran mejorarán su experiencia de trabajo. No es sorprendente que estos nativos digitales estén menos preocupados por su competencia con las tecnologías emergentes, pues más de tres cuartas partes (78%) creen que su escuela los preparó para esas exigencias.

4.Quieren un empleo que los rete y signifique algo

Cada vez más (62%), los graduados esperan permanecer en su primer trabajo durante tres años o más. Sin embargo no sienten que estén empleando sus capacidades completamente. Los recién graduados son dos veces y media más propensos a permanecer durante cinco o más años en un trabajo si sienten que sus habilidades se utilizan plenamente con un trabajo, si lo consideran como desafiante o significativo.

5. ¿Qué buscan en las empresas?

Las grandes compañías están frente a la oportunidad de aprovechar los valores de los Z, sobre todo si explotan la similitud inherente entre lo que las compañías pueden ofrecer y lo que los nuevos talentos están pidiendo. Por ello es importante que las compañías modernizar algunas de sus políticas.

Crear un ambiente en donde sea más fácil participar en proyectos conjuntamente; un modelo de que rompa las barreras organizacionales que permita a los nuevos trabajadores aprender de múltiples áreas de la empresa.

NOTICIA: YouTheRing: un festival para la Generación Z

Hacer conectar las metas de cada empleado con las del sistema de valores empresariales. Las empresas pueden mostrar a cada empleado cómo sus contribuciones apoyan el propósito y los objetivos de la organización.

Desarrollar un plan individualizado de habilidades y metas para los nuevos empleados, mostrándoles que su empresa invierte en su avance proporcionando experiencias múltiples y diferentes a principios de su carrera.

Formalizar el proceso de asignar a los entrenadores de los nuevos empleados para ayudar a aprovechar sus fortalezas, guiar las trayectorias profesionales y proporcionar un punto de contacto personal más allá de su liderazgo de equipo.

mfh

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de