“Decisión de la SCJN fortalece capacidad regulatoria del IFT”
Más allá de un revés a la reforma, especialistas coincidieron en que el fallo de la SCJN la fortalece y reconoce la autonomía del IFT.
Claudia Juárez Escalona
Ago 18, 2017 |
1:30
Gabriel Contreras, comisionado presidente del IFT. Foto Archivo EE
compartir
Widgets Magazine

El fortalecimiento del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) a partir de la resolución de la Suprema Corte, que reconoce y regresa la facultad del regulador para fijar tarifas de interconexión, retoma el espíritu de la reforma y empata en un momento crucial para el sector y el país como es la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Este miércoles la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró la inconstitucionalidad del artículo 131 de la ley y del que derivó la tarifa cero en interconexión impuesta por el Congreso y reconoció como facultad exclusiva del IFT fijar tarifas en esta materia.

Víctor Pavón Villamayor, CEO de Oxford Competition Economics, comentó que la resolución de la Corte fortalece al instituto y sienta un precedente en materia técnica y regulatoria. “Ningún régimen procompetitivo puede estar basado en la prestación de un servicio por el que no se cobre”, dijo.

Comentó que con base en un modelo de costos el regulador deberá fijar una tarifa equilibrada para todos los competidores. “En aras de mayor transparencia es muy probable que el instituto lleve a cabo una consulta pública”.

Este miércoles iniciaron los trabajos que conlleva la renegociación del TLCAN con Estados Unidos y Canadá. En materia de telecomunicaciones, el gobierno estadounidense se enfocó en una regulación transparente y un regulador independiente.

Al respecto, Pavón dijo que lo resuelto por el máximo tribunal empata con la renegociación del TLCAN; sin que la Corte se haya alineado a esa petición su resolución claramente fortalece y reconoce la autonomía técnica y de gestión del instituto.

Por su parte, Rodrigo Morales Elcoro, excomisionado de la extinta Comisión Federal de Competencia (CFC), consideró que la resolución de la Corte, más allá de ser un revés para la reforma, la fortalece al igual que la capacidad regulatoria del IFT.

“A largo plazo lo que fortalece es la política regulatoria que depende de decisiones autónomas y técnicas, no decisiones que en muchas ocasiones pueden ser vulnerables a presiones políticas. El fortalecimiento de regulador es positivo porque el Congreso no puede microadministrar a un órgano autónomo”, explicó.

El exfuncionario destacó que tener órganos reguladores fuertes con más autonomía dan al gobierno mexicano más capacidad de negociación, “en la medida que haya mayor fortaleza institucional se podrá llevar a acabo una mejor negociación del TLCAN en materia de telecomunicaciones”.

Consideró que el IFT hará un modelo de costos para fijar una tarifa optima para terminación de llamadas en red de América Móvil. “Podría ser una tarifa justa. Es casi imposible que fije una tarifa cero, debido a que ésta crearía un nuevo conflicto y porque no es posible prestar un servicio sin pago, cualquier provisión de servicios tiene un costo asociado por mínimo que sea”. De acuerdo con el resolutivo de la Segunda Sala de la Corte, las tarifas que determine el IFT entrarán en vigor el 1 de enero del 2018, a fin de brindar seguridad jurídica en el sector de las telecomunicaciones y preservar los acuerdos de interconexión entre Telcel y los demás concesionarios.

cjescalona@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de