Piñera renuncia a su militancia para gobernar

El presidente electo de Chile, Sebastián Piñera, renunció ayer a su militancia de 20 años en el partido Renovación Nacional (RN), cumpliendo así con un estatuto de la colectividad que exige independencia partidista a quien dirija los destinos del país.

Esta renuncia “me permite hacer un mensaje de compromiso fuerte y claro de que se va a gobernar para todos los chilenos con total y absoluta independencia”, dijo Piñera, flanqueado por la directiva de su ahora expartido.

El reglamento interno de RN establece que en el caso de que algún miembro de ese partido sea elegido Presidente de la República, deberá renunciar a su afiliación en consideración a la independencia con la que debe ejercer el cargo.

Piñera reiteró su llamado a sus futuros opositores a restablecer la “democracia de los acuerdos” que le permitió al primer gobierno democrático hace 20 años acordar reformas y políticas consensuadas con la oposición derechista.

En julio de 1989, el empresario ingresó a las filas de RN, agrupación que presidió en dos periodos y a la cual representó ocho años en el Senado y en dos ocasiones como candidato presidencial.

El congresista opositor Ramón Farías calificó como absurda esta renuncia.
“Cuando el mandato ciudadano te escoge para el servicio público, también lo hace porque representas una visión política y, por ello, resulta ilógico y sin sentido la dimisión”, dijo a medios locales.

Estructura del gabinete

Piñera, en tanto, sigue trabajando en el traspaso del poder y estudiando los nombres de sus colaboradores. En sus facultades está la designación de 1,300 altos funcionarios de la administración.

El nuevo gobernante informó que en la segunda semana de febrero divulgará los nombres de sus ministros.

El Mandatario electo recibirá hoy por parte del Tribunal Electoral la confirmación oficial de su elección. Este mismo día viajará durante una semana, por vacaciones.