Obama quiere reforma migratoria este año
Aunque con anterioridad aceptó que requiere del apoyo bipartidista para concretar una reforma migratoria, el presidente dio un paso más al convocar que las labores para la misma comiencen este mismo año. Lee también: Ley Arizona estereotipa a connacionales: Segob
May 6, 2010 |
21:12
Compartir
Foto: AP

Washington.- El presidente Barack Obama dijo que quiere comenzar a trabajar este año en una iniciativa de ley que reforme el sistema de inmigración del país, y ratificó su compromiso con una prioridad de los votantes y legisladores latinos.

Obama hizo los comentarios en la Casa Blanca, durante una celebración por el 5 de mayo, la festividad principal de los mexicanos que residen en Estados Unidos.

Con su declaración, Obama insistió en el apoyo que ha manifestado a una reforma del sistema de inmigración de Estados Unidos, al que ha criticado por considerar que no funciona. Sin embargo, dio un paso más que en otras ocasiones, al convocar a que las labores para definir una legislación comiencen este año.

Grupos de latinoamericanos y defensores de los inmigrantes han instado a Obama a cumplir su promesa de campaña, según la cual, la reforma migratoria sería prioritaria. Algunos activistas y legisladores en el Caucus Hispano en el Congreso han señalado que Obama no ha hecho lo suficiente en este tema.

El mandatario agravó la frustración de esos grupos la semana anterior, cuando señaló que ``podría no haber apetito'' en el Congreso para abordar otro tema controversial, inmediatamente después de las intensas batallas legislativas sobre las reformas de salud y del sistema financiero.

Además, tal vez no queda tiempo suficiente en el calendario legislativo para abordar un asunto que polariza las opiniones, de cara a los comicios intermedios de noviembre. Pero al asumir el compromiso de comenzar las labores este año, Obama podría al menos dejar claro ante los grupos hispanos que está tratando de sacar adelante la reforma.

Obama reconoció que una reforma de inmigración sería difícil de lograr y requeriría del apoyo de ambos partidos --algo que no ha conseguido en el Senado--. No hizo compromiso alguno de concluir el proceso legislativo este año.

Pero señaló que una reforma constituye la única manera de atender los problemas de inmigración en el país.

``La forma de reparar nuestro sistema de inmigración, que no funciona, es mediante una reforma migratoria incluyente y sensata'', dijo el presidente. ``Quiero comenzar el trabajo este año, y quiero que los demócratas y los republicanos trabajen conmigo''.

El senador Harry Reid, líder de la mayoría demócrata, dijo recientemente que quiere abordar la reforma migratoria este año, aunque la legislación energética pendiente, otro asunto que genera divisiones, podría ser atendida primero. Reid debe buscar la reelección en un estado con una creciente población latina.

La semana pasada, el senador por Nevada presentó un borrador de una ley de inmigración, junto con sus colegas demócratas Charles Schumer y Robert Menéndez. La propuesta insta al emplazamiento de más agentes federales y a otras medidas que refuercen la seguridad en la frontera, antes de que los indocumentados puedan convertirse en residentes legales de Estados Un demócratas en el tema recientemente, el senador Lindsey Graham, ha manifestado sus dudas de que pueda avanzarse este año.

La atención está puesta en el Senado porque la líder de la Cámara de Representantes, la también demócrata Nancy Pelosi, ha dejado claro que la cámara alta debe pronunciarse primero sobre la inmigración. Ello permitiría que Pelosi llevara a los demócratas a otra votación difícil que implica riesgos políticos.

Obama volvió a condenar una ley promulgada en Arizona, la cual permite a la policía exigir que cualquier persona demuestre que se encuentra legalmente en el país, si hay algún motivo para suponer que es indocumentada. Muchos temen que esa ley pueda derivar en casos de individuación racial, y Obama añadió que el gobierno federal está atento a esa controversial medida, para detectar posibles violaciones a los derechos civiles.

El mandatario dijo que la ley de Arizona constituye un motivo para acelerar las acciones hacia una ley migratoria.``No se equivoquen, nuestro sistema de inmigración no funciona, y después de tantos años en los que Washington ha incumplido sus responsabilidades, muchos estadounidenses tienen derecho a sentirse frustrados... Pero la respuesta no es socavar los principios fundamentales que nos definen como nación'', dijo.

``Una reforma amplia, así es como vamos a resolver este problema''.

El presidente Obama finalizó su intervención refiriéndose a la visita oficial que en dos semanas le dispensará su colega mexicano, Felipe Calderón.

``Estados Unidos y México no son sólo vecinos, unidos por geografía e historia. Somos dos sociedades entrelazadas por un millón de vínculos de familias y amigos, por intereses comunes y un futuro compartido''.

Obama saludó a varios legisladores e integrantes de su gabinete de ascendencia hispana presentes en el agasajo, tales como Menéndez, los representantes Xavier Becerra y Nydia Velázquez, y la magistrada de la Corte Suprema, Sonia Montemayor, de ascendencia puertorriqueña.

La Casa Blanca y numerosas organizaciones en Estados Unidos aprovechan el 5 de Mayo para agasajar a personalidades de ascendencia hispana.

El 5 de mayo se celebra la batalla en que tropas mexicanas derrotaron a las francesas en Puebla en 1862. Aunque en México la fecha no constituye un feriado oficial y más bien incluye actos conmemorativos discretos, los mexicanos residentes en Estados Unidos la han convertido en una de sus principales festividades.

apr

Compartir
1 Comentarios
Comentarios
jvilla (no verificado)
Agregado:
7 Jun 2010 |
21:52 PM

que tal que huvieran 20 millones de ilegales en mexico de los eeuu! que pasaria nos darian estampillas de comida , wic, mecicaid , etc

Periódico El Economista una empresa de