Vaticano da el grito de "Viva México"
Funcionarios del Vaticano, políticos, diplomáticos e invitados especiales celebran el Bicentenario de la Independencia de ese país en la embajada mexicana ante la sede apostólica.

Ciudad del Vaticano.- Funcionarios del Vaticano, políticos, diplomáticos e invitados especiales entonaron hoy el grito de 'íViva México! para celebrar el Bicentenario de la Independencia de ese país en la embajada mexicana ante la sede apostólica.

La tarde de este miércoles, el embajador Héctor Federico Ling Altamirano recibió a más de 150 personas en los jardines de su residencia de Villa Ruffo, ubicada en el corazón del céntrico parque romano de Villa Borghese.

Entre los invitados destacaron el cardenal canadiense Marc Oullet, prefecto de la Congregación para los Obispos del Vaticano; el nuncio apostólico en Italia y ex representante papal en México, Giuseppe Bertello, y el subsecretario del Pontificio Consejo para los Laicos, Guzmán Carriquiry.

Embajadores de diversos países de América Latina como Colombia, Chile, Perú y Argentina, junto a mexicanos que laboran en diversas oficinas del Vaticano.

Tras ofrecer un bufet donde la comida típica mexicana fue escasa y en el cual destacaron tanto jamones como quesos italianos, Ling Altamirano dirigió un mensaje a los presentes y dio el tradicional grito.

'Desde el fondo de mi corazón elevo mi voz para pronunciar la palabra patria que parece que en este mundo actual ya no se usa tanto como debiera, porque patria es la palabra superior que sintetiza los sentimientos del pueblo, nación, sociedad y comunidad', exclamó.

'Ahora, cuando celebramos el bicentenario, pienso en las siete generaciones pasadas desde que el cura Hidalgo tomó la bandera para dar inicio a la independencia de México', agregó.

Advirtió que ahora toca 'sin excusa ni pretexto' a todos los mexicanos construir la herencia de los nietos de los bisnietos.

Hemos de dejar una herencia íntegra en la medida que nos alcancen nuestras fuerzas', apuntó.

Luego, empuñando la bandera mexicana gritó '!Viva México! !Vivan los héroes que nos dieron patria!, !Viva Hidalgo!, !Viva Morelos!, !Viva la Corregidora!'. A cada exclamación los presentes respondían con el '!Viva!'.

Más tarde un mariachi entonó diversas canciones típicas mexicanas y unos bailarines enfundados en coloridos trajes típicos amenizaron la reunión con algunos bailables.

Mientras tanto, en la sede del Pontificio Colegio Mexicano ubicada en el otro extremo de Roma, más de 130 sacerdotes originarios de ese país festejaron a su manera el bicentenario de la independencia con una misa y rezando por la paz en su país.

Acompañados por los obispos de Tenancingo, Raúl Gómez González; de Atlacomulco, Juan Martínez García; auxiliares de la Ciudad de México, Adolfo Castaño Fonseca y Andrés Vargas Peña, los curas formaron parte de un acto civil.

Primero dedicaron honores a la bandera, entonaron el himno nacional, leyeron el acta de independencia y después degustaron una cena con pozole como plato principal. Estuvieron presentes también el obispo coadjutor de Papantla, Jorge Patrón Wong y el prelado del Nayar, José González Hernández.

Los festejos concluyeron con un mariachi compuesto exclusivamente por sacerdotes, que entonó canciones como Cielito Lindo y Guadalajara.

BVC

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de