México y EU tienen una frontera segura: Napolitano

Credito:

Agencias

Foto: AFP

La secretaria de Seguridad Interna de Estados Unidos, Janet Napolitano, ratificó hoy que la frontera con México es segura y “está abierta para (los) negocios”, al tiempo que rechazó declaraciones contrarias que sólo buscan réditos políticos.

“Es sencillamente inexacto decir que la frontera está invadida o fuera del control”, lo cual ignora los recursos empleados y la reducción del crimen, afirmó Napolitano en un foro en el museo de noticias Newseum, organizado por la Red Nacional Demócrata (NDN).

“Esa declaración, algunas veces hecha para ganar puntos políticos, es errónea, totalmente errónea”, recalcó la funcionaria al advertir sobre sus “consecuencias negativas” para las comunidades fronterizas.

Esas declaraciones también “irrespetan los esfuerzos significativos de las fuerzas del orden, hombres y mujeres, que se esfuerzan día y noche para asegurar que tengamos una frontera segura”, remarcó.

Al foro asistieron además el director del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), John Morton; el director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), Alejandro Mayorkas, y el comisionado del Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), David Aguilar.

Asimismo, el alcalde de Yuma (Arizona), Alan Krieger, y el presidente de la Cámara de Comercio Estados Unidos-México, Alberto Zapanta.

“La realidad es que las comunidades más seguras del país están en zonas fronterizas”, sostuvo Napolitano, quien resaltó la importancia de apoyar las economías de las ciudades de Nogales (Arizona), El Paso (Texas) y San Diego (California).

Los alcaldes de esa región “se han unido para decir suficiente es suficiente”, agregó la secretaria de Seguridad Interna, que recalcó que continúan los esfuerzos de las autoridades para mantener una presencia constante en el sector.

Reconoció, sin embargo, que organizaciones del crimen organizado intentan debilitar el estado de derecho, lo cual consideró como un “continuo desafío”.

La funcionaria reiteró el apoyo del gobierno de Barack Obama para una reforma migratoria integral, aunque defendió la aplicación de la ley mediante programas de cooperación con la policía como Comunidades Seguras.

Por su parte, el alcalde Krieger manifestó que “no son ciertas” las afirmaciones de quienes consideran que la frontera “es un caos” y que más bien existen esfuerzos con los vecinos del sur para realizar un trabajo conjunto por el bien de sus comunidades.

Morton, director del ICE, reiteró el enfoque de los esfuerzos contra la inmigración indocumentada en aquellos que tienen antecedentes penales y señaló que el caso de jóvenes bajo deportación criados en Estados Unidos se analiza “caso por caso”.

DOCH