Operación data desde el 2006: Carroll
EU: tráfico de armas se remonta a Medina Mora
Reporte fechado en noviembre del 2007 destaca que el ATF informó al entonces Procurador de México sobre la implementación de la estrategia de “tráfico supervisado de armas” de EU a México.
compartir
Widgets Magazine

Washington. UN REPORTE -redactado para el entonces Procurador General, Michael Mukasey, durante el gobierno de Bush en el 2007- da cuenta de la incapacidad de agentes federales de localizar armas enviadas a México y destaca la necesidad de cooperación entre EU y México en el tráfico de armas, usando tácticas que hoy generan una gran controversia.

El reporte del 16 de noviembre del 2007 destaca que el Buró de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos (ATF) informó al entonces Procurador Eduardo Medina Mora sobre la implementación de la estrategia de “tráfico supervisado de armas” de Estados Unidos a México.

A partir de esa primera notificación a México, la práctica se hizo controvertida por el estrepitoso fracaso de su secuela, la operación Rápido y Furioso, llevada a cabo durante el gobierno de Barack Obama y actualmente bajo investigación del Congreso. En esa primera operación del 2007, conocida como Receptor Abierto (término de fútbol americano), el número total de armas involucradas fue 200, mientras con Rápido y Furioso fue de más de 2,000.

Esta misma semana el procurador general, Eric Holder, deberá comparecer de nuevo ante el Congreso para tratar de convencer a la mayoría republicana de la Cámara Baja de que no estaba enterado de que a principios de este año, la táctica -para entonces ya conocida como Rápido y Furioso- seguía en vigor.

El reporte del 2007 se intitula “Reunión del Procurador General con el Procurador General de México, Eduardo Medina Mora”. Básicamente, informa a Mukasey de que la táctica no había tenido éxito pero que el ATF quería intentarla de nuevo y quería que Mukasey persuadiera a Medina Mora de proporcionar un equipo de agentes de la PGR, “libre de corrupción”, que asistiera al ATF en la operación de rastreo de las armas. El reporte detalla el motivo del fracaso de la primera operación: que las autoridades mexicanas “se durmieron” en el trabajo, alegando que no habían visto el vehículo con las armas sobre el cual el ATF les había alertado.

El reporte, fechado dos días después de que Mukasey tomara posesión, es parte de los cientos de documentos recopilados por el congresista republicano de California, Darrell Issa, en su investigación de la operación Rápido y Furioso. El Departamento de Justicia hizo entrega la semana pasada de la documentación al Comité de Supervisión y Reforma del Gobierno de la cámara baja, mismo que preside Issa.

En la Sección G del extenso reporte, sobre Tráfico de Armas, se insiste sobre el trabajo conjunto con México. Un párrafo consigna que “el agregado del ATF en la ciudad de México informó al Procurador Medina Mora sobre esta entrega controlada de armas, indicando la importancia de la integración de una unidad especial de la PGR para apoyar el esfuerzo”.

Aunque el reporte afirma que Receptor Abierto se inició en el 2007, el funcionario del ATF, Carson Carroll, asegura que se inició en el 2006, a través de la oficina del ATF en Tucson, y que varios cientos de armas terminaron en poder de narcotraficantes mexicanos.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de