Irán, a punto de alcanzar capacidad nuclear: AIEA

Credito:

Joby Warrick / The Washington Post

Datos de inteligencia proporcionados a funcionarios nucleares de la ONU muestran que el gobierno de Irán ya domina los pasos críticos para construir un arma nuclear, gracias a la ayuda obtenida de científicos extranjeros, según diplomáticos occidentales y expertos nucleares.

Documentos y otra evidencia aportan nuevos detalles sobre el papel que desempeñó un científico ruso, quien presuntamente dedicó años a asesorar a los iraníes en la elaboración de detonadores de alta precisión, utilizados para disparar una reacción nuclear en cadena, afirmaron funcionarios y expertos. Irán también se ha beneficiado de tecnología aportada por científicos de Pakistán y Corea del Norte para ubicarse en el umbral de la capacidad nuclear, indicaron.

Los funcionarios, refiriéndose a inteligencia secreta proporcionada durante años a la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), afirman que la evidencia refuerza los temores de que Irán siguió efectuando investigaciones relacionadas con armas nucleares después del 2003, cuando, según creen agencias de inteligencia de EU, Irán supuestamente debió haber abandonado dichos experimentos en respuesta a presiones internas e internacionales.

Los temores de que Irán podría construir rápidamente una bomba atómica si así lo deseara han fomentado la retórica en su contra, así como nuevas amenazas de ataques militares. Algunos grupos de control de armas de EU advierten que podría darse una reacción exagerada al reporte de la AIEA, afirmando que aún hay tiempo de convencer a Irán de que debe modificar su comportamiento.

En Teherán, funcionarios del gobierno expresaron indiferencia: “Hay que dejar que lo publiquen y entonces veremos qué pasa”, comentó el fin de semana a la agencia semioficial de noticias, Mehr News, el ministro del exterior de Irán, Ali Akbar Salehi, quien durante un tiempo fue el principal funcionario nuclear del país.

Según Salehi, la controversia sobre el programa nuclear iraní es “ciento por ciento política” y la AIEA se encuentra “bajo fuerte presión de las potencias extranjeras”.

La AIEA ha solicitado a Irán durante años que revele la naturaleza exacta de sus investigaciones nucleares, cosa que nunca ha ocurrido, pero el nuevo reporte indica que el programa nuclear de Irán ha sido más ambicioso, organizado y exitoso de lo que se había sospechado.