Emergentes pulverizan bipartidismo en el Parlamento español
La fragmentación del voto ciudadano evitó que la derecha mantuviera una mayoría absoluta en el Parlamento como sucedió en los últimos dos comicios generales -y un unipartidismo desde 1977.
Julio Sánchez Onofre
Dic 20, 2015 |
17:25
Pablo Iglesias, de Podemos, al celebrar los resultados electorales de este domingo. Foto: Luis de Jesús Reyes
relacionadas
compartir

Madrid.- El bipartidismo en España quedó sepultado. Si bien el Partido Popular (PP), que encabeza Mariano Rajoy, fue el ganador de los comicios generales de este domingo, la fragmentación del voto ciudadano evitó que la derecha mantuviera una mayoría absoluta en el Parlamento como sucedió en los últimos dos comicios generales —y un unipartidismo desde 1977. Tras el ejercicio electoral, los partidos tradicionales deberán pactar con una nueva generación de políticos emergidos desde los movimientos sociales.

Los datos oficiales, con 99.86% de los votos escrutados, dieron al PP 28.72% de los votos, otorgándole 123 escaños en el Congreso. La segunda fuerza política fue el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) con 22.02% de los escrutinios y 90 escaños.

La tercera posición fue para Podemos, que con cuatro grupos parlamentarios debido a sus alianzas con fuerzas minoritarias sumó 20.66% de los votos y 69 lugares. En cuarto quedó Ciudadanos con 13.93% y 40 diputados.

En un sistema parlamentario como el español, es el Congreso el que nombra al presidente del gobierno. Ante la falta de una mayoría absoluta en el Congreso, la oposición tendrá el reto de forjar alianzas y configurar coaliciones para conformar el nuevo gobierno y hacer frente a la derecha del PP.

NOTICIA: Rajoy convoca a elecciones, busca repetir mandato

Esto puede provocar que el Parlamento bloquee la investidura de Mariano Rajoy como presidente del gobierno, a pesar de haber obtenido la mayoría de los votos.

La única forma en que el PP podrá continuar en el poder será en alianza con el PSOE, pero el secretario general del partido de izquierda, Pedro Sánchez, ya ha descartado esta posibilidad.

El nuevo gobierno tendrá varios retos, como la reducción de la tasa de desempleo que actualmente es la segunda más elevada de la Unión Europea, sólo superada por Grecia. También tiene el desafío de resolver el descontento ciudadano por los recortes a la seguridad social y recuperar el crecimiento económico económico.

“Yo ahorita no tengo trabajo y tengo muchos amigos sin trabajo, y es el paro juvenil me parece un reto que todavía no han sabido abordar. Y por otro lado los recortes sociales, cada vez más hay una ruptura entre clases bajas y clases altas, y la clase media está desapareciendo. Es ahí donde hay que apostar”, dijo José Miguel de Pedro, un periodista de 28 años, luego de emitir su voto este domingo.

NOTICIA: Resultados electorales abren nueva etapa política en España

El nuevo gobierno además deberá resolver la resolución de independencia de Cataluña y su actual frente a la amenaza del terrorismo que ha incrementado en Europa.

Las urnas cerraron a las 20:00 horas con una participación del 73.2% del electorado, cuatro puntos por encima del 2011.

Una nueva época

Gritos de júbilo se mezclaban en un ambiente de nerviosismo y la expectativa reinaba en el Teatro Goya, donde el secretario general del partido Podemos, Pablo Iglesias, se encontraba reunido con militantes la noche del domingo para seguir los resultados de la jornada electoral.

Después de las 20:00 horas, las encuestas de salida comenzaban a publicarse. El resultado predecible era la victoria del PP. El segundo y tercer lugar se debatía entre PSOE y Podemos. Un segundo lugar clave para la conformación de la oposición en un escenario sin mayoría absoluta.

NOTICIA: Podemos y Ciudadanos golpean a centro-derecha

El papel de Podemos en la conformación del cambio “histórico” en la democracia española ya era un hecho. Sólo estaban a la espera por los resultados oficiales definitivos estaba por venir.

“Se pone fin al sistema político de turno y se inaugura una nueva etapa política de nuestro país. Podemos y las fuerzas del cambio en las primeras elecciones que incurren ha obtenido más de 20% de los votos y en torno a 5 millones de sufragios. Somos la primera fuerza política en Cataluña y el País Vasco, somos la segunda fuerza política en territorios tan importantes como Madrid, como la comunidad valenciana, como Navarra, como Baleares y como Galicia”, dijo Iglesias en su primera comparecencia a la prensa después de darse a conocer los resultados oficiales.

Añadió que el PSOE “obtuvo su peor resultado electoral de toda la democracia española” y el PP, “su peor derrota desde 1989”. “Se acabó el sistema de turno de España”, dijo.

NOTICIA: Nadie romperá a España: Mariano Rajoy

Como tercera fuerza, la prioridad de Podemos será el realizar reformas constitucionales al sistema electoral para resolver los problemas territoriales y de representatividad que den solución a cuestiones como la independencia de Cataluña para la que, recordó Iglesias, buscará la celebración de un referendo.

También insistirá en la creación de una moción para destituir al presidente del gobierno en caso de que los ciudadanos consideren que no se han cumplido las promesas electorales.

Éstas son las ambiciones antes de hablar de alguna alianza con otra fuerza política para conformar un gobierno de coalición.

Y es que los resultados hacen inviable un gobierno sin la celebración de pactos.

Así, en la jornada del 20 de diciembre del 2015, España escribió un nuevo capítulo en su historia democrática donde los partidos tradicionales necesitarán de las nuevas generaciones para confirmar la nueva forma de hacer gobierno.

La nueva conformación

julio.sanchez@eleconomista.mx

mfh

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de