europa no está preparada
Una nueva oleada de refugiados está por acercarse
Después de una ola sin precedentes de refugiados en las costas europeas el pasado verano y otoño, los líderes del continente se comprometieron a aprovechar la relativa calma del invierno para poner orden en un proceso marcado por el caos.
Griff Witte y Anthony Faiola / The Washington Post
Feb 16, 2016 |
23:41
El desorden y la desorganización política en el continente podrían ser incluso mayores a lo que se enfrentó en el 2015. Foto: AP
relacionadas
compartir

Londres. Después de una ola sin precedentes de refugiados en las costas europeas el pasado verano y otoño, los líderes del continente se comprometieron a aprovechar la relativa calma del invierno para poner orden en un proceso marcado por el caos.

Pero a sólo semanas de que llegue la primavera y con los hechos recientes en Siria, se espera que se desencadene una nueva oleada de refugiados al continente que aún no está preparado para la situación que se pronostica mucho peor que la del año pasado.

Algunas ideas planteadas como respuestas a la crisis del año pasado han fracasado o permanecen atrapadas en el limbo. La unidad del continente se encuentra en ruinas, con los países impulsados a forjar sus propias soluciones, a menudo con una valla de alambre de picos. E incluso las naciones que han sido de las más acogedoras con los refugiados se dicen desesperadas con la situación.

El resultado, según los analistas, es un continente fundamentalmente no equipado para manejar el resurgimiento predecible de una crisis que es mayor que cualquiera a la que Europa se haya enfrentado en su historia posterior a la Guerra Fría.

“Es una situación muy peligrosa”, dijo Kris Pollet, oficial mayor de la política del Consejo Europeo de Refugiados y Exiliados. “Cualquier cosa puede suceder.”

Debido a la falta de rutas alternativas, cientos de miles de refugiados que huyen de la guerra y la persecución están haciendo el peligroso viaje por mar desde Turquía a Lesbos, Grecia, con la esperanza de encontrar la seguridad en Europa. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados ha pedido a la comunidad internacional colaborar en este esfuerzo.

Mañana, los líderes europeos tendrán una última oportunidad de manejar la crisis antes de que el ritmo de las nuevas llegadas, inevitables, comience a subir en la primavera. Pero pocos tienen esperanza de que la cumbre de esta semana tenga éxito después de muchas otras que han fracasado.

La escala del desorden y la desorganización política podría ser incluso mayor a la que Europa enfrentó en el 2015.

Las cifras en sí mismas ya tienen enteramente una nueva magnitud: a pesar de que las llegadas de los refugiados mostraron la crisis el pasado otoño, el número de personas que cruzaron por mar para llegar a Europa en las primeras seis semanas de este año -alrededor de 75,000- es 25% más de lo que se reportó durante el mismo periodo del año pasado. Más de 400 se han ahogado en el camino.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de