Donald Trump se lleva primaria en Luisiana
El aspirante presidencial Donald Trump ganó este sábado la primaria en Luisiana, el mayor trofeo de una jornada de cuatro contiendas del partido Republicano, según proyecciones de televisoras estadounidenses.
AFP
Mar 5, 2016 |
21:02
relacionadas
compartir

El aspirante presidencial Donald Trump ganó este sábado la primaria en Luisiana (sur), el mayor trofeo de una jornada de cuatro contiendas del partido Republicano, según proyecciones de televisoras estadounidenses.

Con 16% de los votos contados, Trump obtenía 45.7% frente al 29% del senador ultraconservador Ted Cruz, quien quedó segundo. El senador Marco Rubio era tercero y el gobernador de Ohio, John Kasich, cuarto.

NOTICIA: Ted Cruz gana caucus en Kansas

Cruz, el ultraconservador senador por Texas, se llevó las primarias en Maine (noreste) y Kansas, reportando un dominio sobre Trump.

Las votaciones del sábado son un paso menor antes de las grandes batallas del 15 de marzo, cuando cinco estados decisivos irán a las urnas, entre ellos el feudo de Rubio, Florida, bajo un esquema en el que el ganador se queda con todos los delegados y no de manera proporcional como hasta ahora.

"Establishment en contra"

De lo alto del prestigio que aún goza dentro del Partido Republicano, Romney acusó a Trump de ser un "falso" y "un fraude" y dijo que el empresario, que promete levantar un muro en la frontera entre Estados Unidos y México y vetar la entrada a los musulmanes, representa "el mismo tipo de odio que condujo a otras naciones hacia el abismo".

Trump respondió este sábado en un mitin en Wichita, Kansas, acusando a Romney de ser un "perdedor" que no pudo derrotar al presidente Barack Obama en el 2012.

"El establishment está en nuestra contra", dijo. "Vamos a cambiar mucho las cosas y rápidamente. Será muy rápido y ustedes van a estar muy orgullosos", afirmó.

Con los rivales de Trump convencidos en mantenerse hasta el final, existe la posibilidad de que ningún candidato obtenga los 1,237 delegados necesarios para obtener la nominación antes de la convención en julio.

Ello conduciría al escenario de una convención "negociada", con posibilidades de que se produzca una tormenta si las figuras del establishment del partido intentan evitar que los delegados apoyen la candidatura de Trump.

Pero el presidente del Partido Republicano, Reince Priebus, apuntó que ese escenario era "altamente improbable".

abr

0 Comentarios
Comentarios