espionaje ruso
Filtración entrampa a Trump
A ocho días de entrar a la Casa Blanca, su vida privada vuelve a ser foco de vulnerabilidad.
Greg Miller y Rosalind Helderman / The Washington Post
Ene 12, 2017 |
1:19
Documentos comprometedores sobre Trump fueron filtrados a la CNN. Foto: Especial
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Un informe confidencial entregado al presidente Obama sobre Donald Trump revela que servicios de inteligencia rusos poseen materiales de información dañinos (kompromat) que podrían comprometer la vida privada y las finanzas del presidente electo.

Los contenidos de los materiales corresponden a dos visitas de Trump a Moscú. Una de ellas en el 2013 para asistir al concurso Miss Universo. Del material otorgado se deriva que Trump es un “pervertido sexual”.

Según el documento, Trump habría contratado a varias prostitutas para que orinaran en la misma suite del hotel Ritz en la que estuvieron el presidente Obama y su esposa.

El informe citado también recoge que las autoridades rusas ofrecieron a Trump suculentos negocios inmobiliarios relacionados especialmente con la Copa Mundial de Futbol que se jugará en Rusia en el 2018, aunque el presidente electo los habría rechazado.

Un alto funcionario de Estados Unidos que leyó el documento comentó que la información recopilada por Rusia formó parte de una estrategia general sobre las campañas electorales de Estados Unidos, por lo que pudieron obtener información tanto de la campaña demócrata como de la republicana. Al no exhibir información sobre Trump, se puede inferir que trataron de ayudarlo a ganar las elecciones.

Los funcionarios estadounidenses dijeron que no han podido corroborar la información sobre Trump, pero creen que las fuentes que presentaron la información son lo suficientemente confiables para dar por válido el contenido. La información la compartieron el presidente electo porque “anda circulando” y por “cortesía”.

De manera inmediata respondió el próximo presidente de Estados Unidos a través de su cuenta de Twitter: “Noticia falsa, una cacería de brujas”, escribió muy temprano. Acusó a los organismos de Inteligencia de su país y dijo que les dará “una última oportunidad”. Trump también escribió que “agencias de inteligencia jamás debieron permitir que esta noticia falsa se ‘filtrara’ al público. Un último disparo contra mí. ¿Vivimos en la Alemania nazi?”.

Un tanto enfurecido, Trump remató el tema con un nuevo tuit: “Rusia nunca ha tratado de presionarme”. Y añadió en mayúsculas: “NO TENGO NADA QUE VER CON RUSIA. ¡NI NEGOCIOS, NI PRESTAMOS, NI NADA!”. Dijo que fueron sus adversarios políticos los que pagaron el informe: “UN INVENTO TOTAL, PURO DISPARATE”.

En Rusia, el Kremlin calificó la noticia como una “fantasía absoluta”. El vocero del gobierno del presidente Vladimir Putin comentó que se trata de “un evidente intento de dañar nuestras relaciones bilaterales”.

Fue la CNN quien dio a conocer la noticia sobre le informe especial de Donald Trump, y complementa el temor de Estados Unidos sobre la capacidad de injerencia que tuvo Rusia durante la campaña presidencial. La noticia enrarece los posibles vínculos que tendrán los dos presidentes desde el 20 de enero.

La Embajada de Rusia en Washington no respondió una solicitud de este periódico para conocer sus comentarios. Funcionarios en Moscú y el propio vecero del presidente Putin han insistido en varias ocasiones en no reconocer la injerencia de su país en las elecciones y en calificar la información de la Inteligencia estadounidense con “poca sustancia”.

Funcionarios estadounidenses comentaron que hasta el momento el FBI no ha confirmado la exactitud de las afirmaciones. Ni esta agencia ni la CIA y mucho menos la Casa Blanca han querido hablar sobre la información que presentó la CNN.

McCain, implicado

El presidente de la Comisión de las Fuerzas Armadas del Senado dice que recibió información confidencial el año pasado y la entregó al FBI, en aparente alusión a la noticia de que agentes de inteligencia dijeron al presidente electo Donald Trump que existía un informe de que Rusia tenía información personal y financiera comprometedora para él.

El senador John McCain, republicano de Arizona, dijo en un comunicado que estudió el material, no pudo juzgar su precisión y lo entregó al director del FBI, James Comey.

McCain dijo que “ése fue todo el contacto que tuve con el FBI u otra agencia del gobierno respecto de este asunto”.

McCain ha mantenido distancia con Trump desde que éste fue candidato. La relación se desgastó cuando Trump negó que McCain fuera héroe de guerra de Vietnam.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de