responde el presidente
“No son negociables principios como nuestra soberanía”
En la clausura de la REC17, Peña Nieto aseguró que México no pagará el muro y que defenderá las inversiones nacionales y extranjeras; lo hizo pocas horas después de la conferencia de prensa de Donald Trump.
EPN se reunió con el cuerpo diplomático mexicano en Palacio Nacional en el último acto de la REC17. Foto EE: José Roberto Guerra
compartir

Ante la insistencia del presidente electo de Estados Unidos de América, Donald Trump, en relación con el muro fronterizo que está empeñado en hacer construir en la frontera con México, el presidente Enrique Peña Nieto refrendó:

“Es evidente que tenemos algunas diferencias con el próximo gobierno de Estados Unidos, como el tema de un muro que México, por supuesto, no pagará”.

Su gobierno, anticipó, trabajará “para tener una buena relación” con el vecino país “y con su presidente, una relación que sea buena para México y buena para los mexicanos.

“Negociaremos con seguridad en nuestras fortalezas y con sentido práctico, promoviendo siempre los intereses de México y de los mexicanos”, dijo.

Desde Palacio Nacional, durante la 28 Reunión con Embajadores y Cónsules de México en todo el mundo, el titular del Ejecutivo federal explicó que en la “nueva etapa de relaciones bilaterales” con aquel país “todos los temas” estarán sobre la mesa de negociaciones, “incluyendo seguridad, migración y comercio”.

“El mundo verá a un país que, con audacia y pragmatismo, privilegia el diálogo y el entendimiento para lograr beneficios concretos para los mexicanos. Impulsaremos una negociación abierta y completa”, definió.

Y estableció que el gobierno mexicano “en ningún momento” aceptará “nada en contra de nuestra dignidad como país, ni de nuestra dignidad como mexicanos.

“No son negociables principios básicos como nuestra soberanía, el interés nacional y la protección de nuestros connacionales”.

Entre los objetivos que se deberán acordar y alcanzar con el próximo gobierno estadounidense, destacó los siguientes:

Lograr que cualquier repatriación de indocumentados continúe de manera ordenada y coordinada, garantizando un trato humano y el respeto a los derechos de los migrantes mexicanos, porque ambos países tienen una responsabilidad compartida sobre el creciente flujo de indocumentados extranjeros que cruzan el territorio mexicano, en su afán de llegar al país del norte.

Sobre el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), anunció que se buscarán acuerdos que den certidumbre a la inversión y al comercio entre los tres países firmantes, y que ésta se extienda a las empresas que eligieron a México como destino de inversión y plataforma productiva y de exportación.

“Vamos a defender las inversiones nacionales y extranjeras en México. Vamos a asegurarnos de que México siga siendo un destino confiable”.

rramos@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de