Donald Trump y la antiinmigración, un nuevo frente de batalla
Reshma Saujani hizo de la inclusión de las mujeres en la tecnología como una de sus principales batallas. En el 2012 fundó la organización no gubernamental Girls Who Code, que busca promover, impulsar y atraer a jóvenes mujeres al campo de la informática.
Julio Sánchez Onofre
Feb 1, 2017 |
9:27
Foto: Reuters
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

San Francisco.- Tras una carrera política de más de una década en el partido Demócrata, en Nueva York, Reshma Saujani hizo de la inclusión de las mujeres en la tecnología como una de sus principales batallas. En el 2012 fundó la organización no gubernamental Girls Who Code, que busca promover, impulsar y atraer a jóvenes mujeres al campo de la informática a través de alianzas y cursos de programación principalmente en educación básica.

NOTICIA: Rouhani llama a Trump novato político por prohibición de viajes

Saujani asegura que su iniciativa ya ha alcanzado unas 40,000 niñas en todo Estados Unidos. En entrevista con El Economista, reconoce que si bien su principal enfoque está en aquel país, para el 2018 podrían evaluar la posibilidad de expandir operaciones a México y buscar alianzas con organizaciones similares para ampliar su huella.

Pero un nuevo frente de batalla se ha abierto y que se puede resumir en dos palabras: Donald Trump. La xenofobia, el racismo y la misoginia que lo caracterizó en sus discursos de campaña provocó incluso la movilización de más de un millón de mujeres en las principales ciudades de Estados Unidos durante el primer fin de semana posterior a su investidura.

La llegada de nuevo presidente de Estados Unidos ha sacudido a la comunidad tecnológica. En apenas 10 días de llegar a la Casa Blanca ya vetó la entrada de refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana. La prohibición llegó después de que Trump ordenara el inicio de los trabajos para la construcción de un muro en la frontera con México para frenar la entrada de migrantes latinoamericanos.

NOTICIA: Donald Trump no podrá matar la globalización

“Estoy en shock y me entristece. Creo que muchos de nuestros valores y contribuciones de nuestro país vienen de los refugiados e inmigrantes. Ponerse en contra de ellos está mal y esos no son los valores de Estados Unidos”, dijo la fundadora de Girls Who Code.

Saujani es de descendencia india y nació en Illinois, Estados Unidos y sus padres fueron refugiados provenientes de Uganda, de donde huyeron debido a la persecución étnica que sufrieron durante el mandato de Idi Amin Dada en la década de 1970.

La comunidad tecnológica de Estados Unidos ha mostrado su descontento ante las órdenes ejecutivas antiinmigrantes de Trump debido a que gran parte del capital humano proviene del talento extranjero. Figuras como Sergei Brin, cofundador de Google, o Satya Nadella, director general de Microsoft, han hecho pública su oposición a las medidas antiinmigrantes. Los dos empresarios son parte de los rostros del fruto de la inclusión y la apertura migratoria.

Brin llegó con su familia a Estados Unidos desde la ex Unión Soviética cuando era niño, en plena Guerra Fría; y Nadella emigró desde la India para realizar estudios de Maestría.

“Será una una larga lucha y serán varios años. Creo que debemos luchar para mantener y atraer el talento”, agregó Saujani.

NOTICIA: ¿Quién confecciona y cuánto cuesta un traje de Trump?

Cálculos realizados por el diario digital El Confidencial, con datos del portal Myvisajobs, dan cuenta, por ejemplo, que Google contrató a casi 13,000 empleados extranjeros en los últimos cinco años recurriendo a visados de trabajo H-1B, lo que corresponde al 28% de su plantilla laboral en Estados Unidos; para Facebook, la cifra asciende a 3,600 con una cuota del 28%; mientras que el 11% de los trabajadores de Apple en aquel país proviene de extranjeros.

En promedio, el 20% de los empleados en las ocho primeras tecnológicas asentadas en Silicon Valley son extranjeros.

Y es que mantener la inclusión y diversidad será uno de los desafìos en la era Trump, reconoció Charlene Lake, vicepresidente senior de Responsabilidad Social Corporativa de AT&T.

“Es una situación difícil aunque debo decir que estamos comprometidos con nuestros empleados y somos apasionados en la diversidad e inclusión que hemos tenido durante décadas”, dijo entrevistada durante el encuentro AT&T Innovation Summit.

julio.sanchez@eleconomista.mx

rarl

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de