6 datos sobre la distribución y el consumo de noticias falsas
Las repercusiones de la difusión de noticias falsas no sólo influyeron en la forma en la que los usuarios accedieron a la información antes de las elecciones en Estados Unidos, también han dado muestra de lo peligrosas que pueden ser estas publicaciones con un presidente como Donald Trump.

Durante la primera reunión con los medios del presidente Trump, a sólo una semana de haber ocupado el cargo, varios medios de comunicación fueron acusados por el magnate de difundir información errónea o, en palabras de Trump, noticias falsas. Pero fueron justamente las elecciones que llevaron a Trump a la presidencia de Estados Unidos las que detonaron la explosión de noticias falsas que hoy preocupa a la opinión pública.

NOTICIA: ¿Se puede distinguir entre las noticias falsas y las reales?

Las repercusiones de la difusión de noticias falsas no sólo influyeron en la forma en la que los usuarios accedieron a la información antes de las elecciones en Estados Unidos, también han dado muestra de lo peligrosas que pueden ser estas publicaciones con un presidente como Donald Trump, que no duda en acusar a los medios que lo critican de difundir contenido erróneo. ¿Qué pasa entonces cuando el presidente de la nación más poderosa del mundo es una fuente constante de datos equivocados y el principal atacante de los medios de comunicación?

Las noticias falsas en Estados Unidos no son algo nuevo. Muchos expresidentes y políticos desde la fundación del país han promovido la difusión de este tipo de contenidos según convenga a sus fines. Trump es uno más de la lista.

NOTICIA: ¿Facebook es responsable de la victoria de Trump?

Estos son seis datos sobre la distribución y el consumo de noticias falsas en el mundo:

1. 54,000 historias falsas fueron identificadas de octubre del 2016 a enero del 2017 en Estados Unidos

Las noticias falsas han estado en la agenda de los medios de comunicación desde hace ya varios meses. Según la marca de análisis de marketing digital Brandwatch, desde octubre del 2016, se detonó una oleada de noticias falsas en Estados Unidos, ya que hasta el 19 de enero del 2017 identificaron al menos 54,000 historias con contenido falso por lo menos en el título.

Un portavoz de MediaMath, otra compañía de análisis de marketing digital, explicó que el aumento en el número de noticias falsas registrado por Brandwatch tiene que ver con que este tipo de noticias fue utilizado durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos para confundir y manipular a los votantes y afectar el resultado de las elecciones.

2.10,000 noticias falsas fueron distribuidas entre octubre del 2016 y enero del 2017 en todo el mundo

Estados Unidos no es el único país que ha recibido los embates de las noticias falsas. Este fenómeno tiene un carácter internacional. Aunque la información de Brandwatch sólo corresponde a las noticias publicadas en inglés, queda claro que en buena parte del mundo las noticias falsas están teniendo un papel importante dentro de la opinión pública.

Fuera de Estados Unidos, fueron registrados alrededor de 10,000 contenidos con noticias falsas en el encabezado. Reino Unido encabeza la lista de los países fuera de Estados Unidos que recibieron la mayor cantidad de noticias falsas, con 2,000. Le sigue Holanda, con alrededor de 1,500 contenidos falsos distribuidos y Canadá, con casi 1,000.

3. Más de 40% de las personas confía en su habilidad para distinguir noticias falsas

Las personas confían en su propia capacidad para detectar cuáles noticias son falsas y cuáles no. Casi 40% de los encuestados en Estados Unidos por el Pew Research Center dijo que confiaba mucho en su propio criterio a la hora de discernir si una noticia era falsa o no. De acuerdo con el centro de investigación, esta confianza se pierde con el paso del tiempo, aunque sólo 14% de los entrevistados dijo que confiaba algo o nada en su capacidad para ignorar una noticia falsa.

En Reino Unido, esta tendencia se mantiene e incluso es mayor. De acuerdo con un estudio realizado por Channel 4, la mitad del público británico consultado dijo que tenía mucha confianza en sí mismo para saber si una noticia era falsa o no, “aunque sólo 4%logró identificar un grupo de noticias falsas sólo con el título”.

Detección de Noticias Falsas

4. Las noticias falsas aumentaron desde que Facebook modificó su algoritmo de selección de contenidos

Aunque no puede decirse que exista un sólo culpable de la difusión de noticias falsas, las redes sociales formaron parte de la explosión que registró este fenómeno durante las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Según un análisis de Buzzfeed, las noticias falsas se compartieron con más frecuencia después de que Facebook modificó el algoritmo que determina lo que aparece en el newsfeed de los usuarios.

Este fenómeno se exacerba cuando del público se trata, ya que quienes ven a Facebook como su principal fuente de noticias creen los titulares de las falsas noticias 83% de las veces. No obstante, de acuerdo con la encuesta de Channel 4, más de la mitad de las personas encuestadas dijo que su principal fuente de noticias son los noticieros, ya sea que los vean a través de Internet, en televisión o en radio, y no Facebook u otra red social.

5. Los más jóvenes son los menos críticos

Las personas más jóvenes son las que menos capacidad tienen para discernir si están leyendo una noticia falsa o no. La generación Z, es decir, los nacidos después del año 2000, es menos exigente cuando de las noticias se trata. Según una encuesta de la agencia de marketing digital eZanga, los jóvenes con menos de 17 años buscan casi toda la información que requieren en redes sociales, como Reddit y Facebook. Cuando se les preguntó cuál era el aspecto de los sitios web que les inspiraba más confianza, 56% respondió que el nombre y la fuente, mientras que para 44% lo más importante es la presentación visual del sitio.

6. Una de cada cuatro personas ha compartido noticias falsas

De acuerdo con un estudio del Pew Research Center, 25% de los estadounidenses ha compartido una historia falsa al menos una vez y 14% de estos dijo haber compartido contenido falso porque deseaba expandir la desinformación o porque quería hacer notar que la noticia era falsa.

Esto lleva a la pregunta de quién tiene más responsabilidad sobre la difusión de contenido falso en Internet. De acuerdo con la encuesta de Channel 4, para las personas son las redes sociales las que deben hacer más para combatir la publicación y distribución de noticias falsas. El gobierno ocupa el segundo lugar y las personas que comparten el contenido se ven a sí mismas como los menos culpables por la abundancia de noticias falsas. Algo que da mucho de qué pensar sobre nuestra propia responsabilidad.

Fuente favorita de noticias

rodrigo.riquelme@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de