barcelona busca remontar un 0-4
¿Existen los milagros? Hoy lo sabremos
Necesita aumentar al doble su cuota goleadora en lo que va de la temporada en Europa para avanzar ante el PSG y pensar en los cuartos de final.
Eduardo Hernández Castro
Mar 7, 2017 |
22:12
Foto: Reuters
compartir

La única derrota que registra Barcelona en los últimos 19 encuentros ya provocó la renuncia para una renovación al final de temporada de su técnico.

Luis Enrique, tiene al equipo al borde de la eliminación en los octavos de final de la Champions League, instancia en la que no quedaban fuera desde hace 10 años y las inseguridades aparecen en un cuadro que tiene al líder goleador de la Liga de España y el torneo continental de clubes, Lionel Messi.

Hace un par de días, la UEFA hizo un diagnóstico contundente sobre la esperanza blaugrana de remontar los cuatro goles que marcó París Saint-Germain en el partido de ida: Barcelona tiene 0% de probabilidades de superar la eliminatoria aunque, de sus últimos 15 partidos, en cinco de ellos pudieron anotar cuatro o más goles en un mismo encuentro y si contabilizamos los últimos 100 partidos —en todas la competencias— en 28 juegos el conjunto catalán marcó la cuota que necesita para seguir vivo en Champions League.

“Quedan tres meses apasionantes, donde estamos vivos en todas la competiciones. En una de ellas es cierto que (estamos) en una situación difícil, pero estoy seguro de que vamos a tener una oportunidad de darle vuelta y con la ayuda de todos, y si los astros se alinean, vamos a tener oportunidad de darle vuelta a ese partido”, analizó Luis Enrique, en el mismo discurso donde anunció que su ciclo como técnico de Barcelona terminaba al final de la temporada.

Barcelona ha regresado en tres ocasiones de una eliminatoria de ida y vuelta con desventaja de tres goles, nunca en un escenario como el que tendrá que revertir en el Camp Nou ante el equipo parisino. Ante Chelsea, tras perder 3-1 en el primer partido (1999-2000), Goteborg, 3-0 en la ida (1986-1987) y ante Dinamo de Kiev para remontar un 3-1 (1993-1994). La última ocasión que ganó un partido con cuatro goles en Champions League en una eliminatoria directa fue tras perder 2-0 ante Milán en el primer partido.

El equipo de Luis Enrique registra un promedio goleador de 2.7 goles por partido en la campaña, pero si tan sólo se contabiliza su índice de goles en el torneo europeo, la marca apenas sube a 2.8 goles por juego, lo que quiere decir que ante París Saint-Germain necesita aumentar al menos en 50% su cuota goleadora.

Los mejores argumentos del equipo blaugrana es que tienen en su mejor ritmo anotador a Messi, quien marca un gol cada 82.3 minutos, por los 103 minutos que necesitaba hace un año para marcar o los 87.2 minutos con los que terminó el ciclo 2014-2015; además de que en toda la actual temporada sólo en dos partidos el equipo no pudo anotar gol, en la derrota ante los franceses y en el empate sin goles ante Málaga en la Liga española.

La tendencia de los últimos 100 partidos y los goles anotados por Barcelona en dichos juegos indica que gana por goleada —igual o mayor a cuatro goles— cada tres partidos y medio; es decir, el conjunto catalán gana por goleada casi tres de cada 10 partidos que juega.

“He dedicado más horas que nunca a analizar el partido de París”, expresó el técnico blaugrana. Ese mismo día, Luis Enrique explicó que cambió el esquema táctico del equipo al medio tiempo, de un 4-3-3 a una alineación 3-4-3, misma que ha repetido en los tres más recientes juegos de Barcelona, luego de más de un año sin utilizar la mencionada estrategia.

Es verdad, 58 resultados en la historia de la UEFA no tienen antecedentes de remontar un marcador de 4-0, como la derrota sufrida por los blaugranas en París y en la historia del torneo sólo Real Madrid se repuso de un 5-1 ante Borussia Mönchengladbach y ganó la vuelta 4-0, y Deportivo La Coruña revirtió un 4-1 en San Siro, para imponerse en casa 4-0 a Milán.

Si la probabilidad condena la gesta de Barcelona, la estadística indica que puede remontar, aunque sea mínima, de 28%, y superar la eliminación.

“Hace una semana me mataban; no por meter goles seré un héroe”

Dos goles consecutivos permitieron al Real Madrid remontar el marcador para imponerse 3-1 (6-2 global) a Napoli y avanzar a los cuartos de final de la Liga de Campeones por séptimo año consecutivo. Napoli se esperanzó cuando Dries Mertens abrió el marcador a los 24 minutos. Pero Sergio Ramos remató, empató y luego marcó el de la voltereta. “No seré un héroe ahora”, dijo el defensa.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de