visita del secretario de estado
China vence la retórica de EU
El nuevo secretario de Estado, Rex Tillerson, ha estado tratando de construir una relación constructiva y “orientado hacia la obtención de resultados” con Beijing desde el pais asiático.
El mandatario chino saluda a Tillerson durante la recepción que le brindó. Foto: Reuters

Beijing. Mientras que su jefe tuiteaba críticas a China desde el pasado viernes, el nuevo secretario de Estado, Rex Tillerson, ha estado tratando de construir una relación constructiva y “orientado hacia la obtención de resultados” con Beijing desde el pais asiático.

A pesar de que las advertencias sobre una eventual acción militar en contra de Corea del Norte levantaron ámpula en China, Tillerson fue recibido con una cálida bienvenida por parte del presidente Xi Jinping: “Usted ha hecho una enorme cantidad de esfuerzos para lograr que la transición política de su país no genere problemas en nuestra relación”, comentó el mandatario al secretario de Estado.

Para que no hubiera duda de la calidez del encuentro, Xi Jinping agregó: “También aprecio su comentario de que la relación entre China y Estados Unidos sólo puede ser definida por la cooperación y la amistad”.

¿Qué significa “respeto mutuo” en el lenguaje de la burocracia china?

Medios locales han considerado una “victoria diplomática” para China la forma en que se desarrolló la charla.

Previo al encuentro con el presidente Xi Jinping, Tillerson se reunió el sábado con el ministro de Asuntos Exteriores, Wang Yi; el entorno fue bueno para ambos. Se expresaron frases como “respeto mutuo” y “reforzar la cooperación para que el resultado sea ganar-ganar”.

La frase “respeto mutuo” es clave para el mandatario chino. En Beijing, se traduce como que cada país debe respetar al otro en cuanto a los “intereses fundamentales”.

En otras palabras, lo que quiere decir “respeto mutuo” es algo similar a un portafolio temático que incluye lo siguiente: Estados Unidos debe mantenerse alejado de cuestiones tales como Taiwán, el Tíbet o Hong Kong y el Partido Comunista de China. Los anteriores son temas de seguridad interna para el gobierno chino.

Algo más: en últimos tiempos China incluye en dicho portafolio el tema de las reivindicaciones territoriales de China en las aguas disputadas del Mar del Sur de China.

Si el nuevo gobierno estadounidense no va a tocar el contenido del “portafolio”, entonces Trump verá buenos gestos de Xi Jinping.

Palabras sorpresivas

Jin Canrong, un experto en las relaciones entre China y EU en la Universidad Renmin de China en Beijing, dijo que los comentarios de Tillerson durante su visita resultaron ser una sorpresa.

“China ha estado durante mucho tiempo abogando por este tipo de relación, pero los Estados Unidos se han mostrado renuentes a aceptar el tema de ‘respeto mutuo’”, dijo Jin. “Los comentarios de Tillerson serán muy bien recibidos por China”.

Sin embargo, para Bonnie Glaser, asesor para Asia en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, dijo que Estados Unidos debería usar su propio lenguaje para describir las relaciones bilaterales, y no necesariamente utilizar el lenguaje que China desea.

China vence a la retórica de Trump.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de