Detención de militares y civiles
Bolivia y Chile enconan relación
Evo Morales califica de secuestro el suceso; Michelle Bachelet declaró que detenidos robaban camiones.
AFP
Mar 20, 2017 |
21:41
Militares y funcionarios de aduanas de Bolivia, detenidos se encuentran en una Corte en Iquique, Chile. Foto: Reuters
compartir

Santiago. La detención de dos militares y siete civiles bolivianos en Chile, en un confuso incidente que tiene hasta ahora dos versiones, sumó un nuevo frente de tensión entre ambos países y despertó la furia del gobierno de Evo Morales, que lo tildó de “agresión”.

Para la presidenta chilena, Michelle Bachelet, la detención ocurrió en suelo chileno en momentos en que estaban “cometiendo delitos”, mientras que el gobierno boliviano afirma que sus funcionarios fueron “secuestrados” cuando combatían el contrabando en su propio país.

“Fue un robo de un camión con productos y la intención de robarse varios camiones más”, declaró Bachelet, refutando la versión que dio en La Paz el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García, quien denunció el supuesto secuestro de sus efectivos.

García expresó que policías chilenos procedieron a la detención ilegal y “al secuestro en territorio boliviano de dos miembros del Ejército y de siete miembros de la aduana”. Ante tal circunstancia “pedimos la devolución inmediata de nuestros ciudadanos”, exigió García.

La policía chilena confirmó que la detención ocurrió la tarde del domingo en la comuna de Colchane, a 1,950 kilómetros al norte de Santiago y zona limítrofe con Bolivia.

se mantienen rotas relaciones diplomáticas

El nuevo incidente diplomático entre dos países, que mantienen rotas sus relaciones diplomáticas desde marzo de 1978, ocurre en vísperas de que el gobierno de Evo Morales entregue en la Corte Internacional de Justicia de La Haya la réplica a la contrademanda que Chile presentó a la solicitud de La Paz de conseguir una salida soberana al mar.

Bolivia llevó a Chile ante la Corte de La Haya en el 2013 en busca de negociar un acceso soberano al mar, perdido en 1879 en una guerra con Santiago que le quitó su única salida al Pacífico.

Fueron “secuestrados”

Si para Chile la detención forma parte de una acción legítima de defensa ante un supuesto delito, para Evo Morales la detención es una agresión a su pueblo.

“Chile, con su vocación de agresión contra Bolivia, demuestra nerviosismo ante la contundencia de nuestra réplica en La Haya”, escribió Morales en su cuenta de Twitter, en la que exigió la “inmediata liberación” de los detenidos.

Contrabando

En una rueda de prensa, el vicepresidente de Bolivia mostró varias fotografías que fueron tomadas a un camión con placa chilena que transportaba supuestamente contrabando e hizo oír una grabación donde el oficial boliviano reporta a sus superiores el incidente.

Los policías chilenos “traspasan la frontera” e ingresan a territorio boliviano, “en un acto de protección al contrabando e inmediatamente proceden a la detención de dos miembros de nuestro Ejército y siete aduaneros civiles”, acotó el funcionario.

El tráfico de camiones desde los puertos chilenos hacia Bolivia, que usan las terminales portuarias del norte, amparados en el tratado que dio final a la guerra de 1879, es otro de los puntos de protesta del presidente Morales, que acusa a su vecino de maltrato y persecución a sus transportistas.

La Fiscalía de la región de Tarapacá en Chile informó que los detenidos bolivianos permanecerán privados de libertad al menos hasta la tarde del próximo miércoles.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de