negocio inmobiliario
“¡Dejen a mi hija tranquila!”, pide Michelle Bachelet
Michelle Bachelet, rechazó un intento de vincular a su hija menor, Sofía Henríquez, con un negocio inmobiliario a través de la compra de terrenos en el norte del país.
compartir
Widgets Magazine

Santiago. La presidenta de Chile, Michelle Bachelet, rechazó un intento de vincular a su hija menor, Sofía Henríquez, con un negocio inmobiliario a través de la compra de terrenos en el norte del país.

“¡Dejen a mi hija tranquila, porque ella no tiene que ver en esto! Fue una decisión que yo tomé”, declaró Bachelet en una rueda de prensa en la que salió a desmentir una información publicada el domingo por el diario La Tercera, donde se afirma que su hija menor es propietaria de media hectárea cerca de una mina que no obtuvo los permisos medioambientales necesarios para operar, en La Higuera, al norte del país.

El diario detalla que el reciente rechazo a la calificación ambiental de la mina Dominga, para extraer cobre y hierro y distante a 12 kilómetros de los terrenos, podría impactar en el valor de estos suelos.

“No hay nada de negocio en esto, era una cosa recreativa”, agregó la mandataria, explicando que ella fue la que compró los terrenos —cuyo valor es de 10,000 dólares— y luego se los regaló a su hija.

Los terrenos le fueron vendidos a Bachelet por su nuera, Natalia Compagnon, esposa de su primogénito Sebastián Dávalos, acusada de fraude fiscal tras la compra y venta de terrenos en el sur de Chile, ante un proyectado cambio en el uso de suelos.

El caso, que se destapó hace dos años, tumbó la popularidad de Bachelet a las cotas más bajas desde el retorno a la democracia tras la dictadura de Augusto Pinochet (15 por ciento).

Hoy el apoyo a la mandataria, se sitúa en 23 por ciento.

“Algo ha pasado en Chile que transforman cosas normales en delitos”, expresó enfadada la mandataria.

Hijo de Bachelet libre de sospecha

La fiscalía chilena descartó formular cargos contra Dávalos, en la causa que tiene a su esposa imputada por evasión de impuestos, y que investiga posible tráfico de influencias y sobornos.

“No hemos podido establecer ningún hecho que revista carácter de delito que se le pueda imputar” al hijo de la mandataria, señaló el fiscal del caso, Sergio Moya.

Pero “una cosa es que no sea acusado y otra cosa es que su declaración aporte antecedentes para el desarrollo de los hechos”, agregó el fiscal, que no descartó citar a Dávalos como testigo.

Las acusaciones del diario se conocen en momentos que arranca formalmente la carrera por suceder a Bachelet en las elecciones de noviembre del 2017, en las que el expresidente derechista Sebastián Piñera figura con las mejores posibilidades de conseguir la reelección.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de