Temer olvida plan de austeridad y reparte recursos para salvarse de acusación
El presidente de Brasil concentró, sólo en las dos últimas semanas, el anuncio de programas y liberación de recursos que llegan a 4,805 millones de dólares para Estados y municipios, en una señal a parlamentarios de su base aliada.
Valor Económico / Brasil
Jul 17, 2017 |
16:37
Foto: Reuters

En un momento en que el gobierno de Brasil enfrenta un agujero en las cuentas públicas y las perspectivas del déficit primario rebasan la meta fiscal fijada para este año, el presidente Michel Temer concentró, sólo en las dos últimas semanas, el anuncio de programas y liberación de recursos que llegan a 15,300 millones de reales (4,805 millones de dólares) para Estados y municipios, en una señal a parlamentarios de su base aliada.

La concentración de ese paquete de beneficios se dio en una semana decisiva para sellar el futuro de Temer en la Comisión de Constitución y Justicia (CCJ) de la Cámara. El esfuerzo concentrado salió bien: Temer reviró un juego que parecía perdido y salió victorioso con el rechazo a la iniciativa que recomendaba la continuidad de las investigaciones contra él, y la aprobación de la iniciativa del diputado Paulo Abi-Ackel —del Partido de la Social Democracia Brasileña—, de archivar la denuncia.

La batalla final está marcada para el 2 de agosto, en el pleno de la Cámara. Además de programas nuevos, el gobierno incrementó sus aportaciones a las enmiendas parlamentarias de diputados federales.

Un estudio de la televisora brasileña Rede mostró que en los últimos 15 días, fueron comprometidos un total de 1,900 millones de reales (596.8 millones de dólares), suma próxima a la que había sido procesada desde el comienzo del año hasta el 6 de junio, que fue 1,800 millones de reales.

Según el estudio de Rede, fueron 89.4 millones de reales en mayo; en junio, 1,800 millones de reales, justamente el mes en que la situación política de Temer se agravó.

“Las enmiendas hoy son impositivas. El gobierno tiene el deber de liberarlas”, se defendió el jefe de la Casa Civil, el ministro Eliseu Padilha.

El pasado miércoles, el presidente Temer anunció la suma de 11,700 millones de reales (3,676 millones de dólares) en líneas de crédito para obras de infraestructura como iluminación pública, saneamiento y gestión de residuos sólidos.

Al siguiente día, decidió reubicar 1,700 millones de reales en recursos para la salud, destinados para compraventa de ambulancias y gastos en la atención básica en 1,787 municipios.

Antes, el martes pasado, había anunciado 103,000 millones de reales (32,368 millones de dólares) de recursos del Banco de Brasil para el Plan Cosecha 2017/2018, que ya había sido lanzado oficialmente al inicio del mes, con un valor de 190,000 millones de reales.

El Partido Socialismo y Libertad (PSOL) presentará en los próximos días una representación al Ministerio Público por corrupción activa, desvío de finalidad y obstrucción de la Justicia. El partido estudia el volumen de liberación de enmiendas recibidas por los diputados que votaron a favor del gobierno para trazar una relación directa entre el favorecimiento y el voto.

“No es normal el diputado que recibe presupuesto para votar a favor del gobierno. Es el clientelismo en el poder”, acusa Chico Alencar, del PSOL.

Los aliados del gobierno, sin embargo, ven con naturalidad la operación. El líder del partido Demócratas (DEM), el diputado Efraim Filho, dice que es papel del parlamentario llevar inversiones para su ciudad por medio de enmiendas.

“El gobierno está invirtiendo en los municipios, no está dando dinero en la mano a los diputados. El parlamentario que lleva inversión para su ciudad está cumpliendo su papel. Feo era lo que el PT hacía con en el "mensualón" (un pretendido un sistema de compra de votos de diputados de diversos partidos, que se habría instaurado en la administración de Lula da Silva), que intercambiaba dinero por voto”, comparó Filho.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de