Profesionistas, de las mayores víctimas del desempleo
blog
Mar 5, 2012 |
2:33
Archivado en:
Inventario
Fernando Franco
Coeditor de Urbes y Estados
MÁS DEL AUTOR

Tener estudios no es garantía de encontrar un empleo bien remunerado en México. En 2011, poco más de 35% de las personas desocupadas tenían un nivel de preparación medio superior y superior en promedio, según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Es decir, de cada 100 habitantes sin una fuente de ingresos, 35 terminaron la preparatoria y/o la universidad.

Campeche fue el estado más crítico. De los 10,536 desempleados que registró la entidad al cuarto trimestre del año pasado, 52.5% contaba con un nivel de estudios relativamente alto.

Le siguieron el Distrito Federal, con 51.2%; Yucatán, con 50.18%; Chiapas, con 48.4%; Guerrero, con 41.32%; Sinaloa, con 40.56; y Coahuila, con 40.2 por ciento.

Nuevo León fue el caso contrario. De cada 100 desocupados, sólo 19 estudiaron la preparatoria y/o universidad.

El nivel de instrucción del resto de los desempleados en las entidades fue: 35% secundaria completa, 19.7% primaria completa y 9.7% primaria incompleta. En todos los casos en promedio.

De acuerdo con estimaciones de la Academia Mexicana de Ciencias, cada año cerca de 3,000 jóvenes mexicanos obtienen un doctorado, sin embargo, menos de la mitad logra colocarse en el mercado laboral con un trabajo fijo y bien remunerado.

Con las cifras no pretendo hacer una apología del no estudio, simplemente reflejan las condiciones poco favorables por las cuales atraviesa el mercado laboral y el hecho que la calidad educativa no es precisamente lo mejor que tiene el país.

Recordando un poco, el presidente de la organización ciudadana Mexicanos Primero, Claudio X González, puso sobre la mesa que el sistema educativo nacional es poco eficiente, lo cual se traduce en bajos niveles de competitividad comparado con las economías que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Evidenció el problema existente al decir que de cada 100 niños que inician la primaria, sólo la terminan 64, de secundaria sólo egresan 46, el bachillerato sólo lo concluyen 24 y únicamente 10 finalizan la licenciatura.

El expresidente de Fundación Televisa fue más allá al sostener que los jóvenes en México estudian 8.6 años en promedio, entre tres y seis veces menos que en otras naciones. En horas efectivas cada año los niños asisten al colegio la mitad de las horas que en Finlandia y Corea.

Un dato que ilustra la situación de México en la materia: hace 30 años Corea era el penúltimo lugar en educación de la OCDE y nuestro país el último. Hoy, la nación asiática es el primero y México –lamentablemente- se mantuvo en el último casillero.

5 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
23 Nov 2012 |
20:35 PM

ES GRACIAS A NUESTRO GOBIERNO PORQUE NO SE PREOCUPA POR QUE NUESTRO PAIS CUENTE CON MAS FUENTES DE TRABAJO Y QUE ES POCO EL SALARIO QUE RECIBEN LOS TRABAJADORES, Y ES POR ESO QUE LOS JOVENES NO TIENEN INTERES DE SUPERARSE POCO HAY OCACIONES QUE SE QUEMAN LAS PESTAÑA CUATRO AÑOS PARA DESPUES QUEDAR EN UN TRABAJO QUE NADA QUE VER SU ESFUERZO EN SU PROFESIONALISMO

Anónimo
Agregado:
5 Abr 2012 |
10:18 AM

Este problema tiene su raiz en el hecho que las empresas dan prioridad a la mano de obra barata sin estudios en vez de contratar profesionistas con carrera y titulo.

Por ejemplo: en donde antes trabajaba me toco ver como contraban gente sin estudios (solo Secundaria) para que ejercieran como "Asesores Juridicos" y dieran consultoria a las Agencias Aduanales del puerto de Veracruz en cuestiones de llenado de pedimentos.

Lamentablemente muchas areas de trabajo carecen de una normatividad que exija al patron que su personal cuente con un minimo de formacion academica para poder ejercer un puesto (Carrera Tecnica, Cedula, Titulo, Maestria, etc).

Por lo mismo, la desercion escolar es alta debido a que a los jovenes no les interesa cursar carreras en las que laboralmente seran desplazados por cualquier persona sin estudios a las que el patron les entrega un manual de procedimientos repetitivos (tipo McDonalds) y los pone a ejercer como si se trataran de verdaderos profesionistas.

Anónimo
Agregado:
7 Mar 2012 |
09:52 AM

La calidad educativa en México es un tema sin fondo, es decir, es solo parte del discurso politico-magisterial que está destruyendo las raquíticas posibilidades de los mexicanos para lograr un futuro inmediato que les permita subsistir en el maremagnum social. lo lamentable es que el gobierno y los propios "maestros" se dejen manipular por Doña Poder SNTE.
nada, absolutamente nada se ha hecho para rescatar a esos jóvenes que desertan y reprueban en las escuelas del nivel medio superior y superior, digo nada verdadero. nada auténtico, con sentido común crear y eliminar carreras a nivel técnico ni superior, las carreras denominadas "taquilleras" siguen siendo las demandadas y la UNAM, UAM, UPN,, IPN, etc., las siguen ofertando, agrandando la fabrica de desempleados en que se han convertido en virtud de que la pertinencia de sus carreras y la calidad educativa no son objeto de atención. ABUR.
TOMAS CARDONA G.

Anónimo
Agregado:
7 Mar 2012 |
00:54 AM

Es lo malo de los números, se pueden esgrimir sin exigirle a quien lo hace que no hable por hablar

Anónimo
Agregado:
6 Mar 2012 |
09:38 AM

Sin matices ni apología nos muestra la realidad de la educación en nuestro? país el cual ya es propiedad de los partidos políticos y del SNTE. El agravio es fuerte para los que aun tenemos hijos pequeños en educación básica y más preocupante cuando uno detecta que en nivel Licenciatura los muchachos no pueden comprender o determinar, menos comprobar una teoría básica pero importante por razones que sabemos que vienen arrastrando desde años. Hay mucho que hace, está a la vista lo que se debe hacer. por ejemplo el análisis , la reflexión y comprensión de lecturas que ya no se realizan mas que en casos extraordinarios de estudiantes autónomos y que serán de esos 10 que terminan la Licenciatura y los veremos pronto con un trabajo excelente, a las pruebas me remito.saludos cordiales

Periódico El Economista una empresa de