Mercado de arte

El sector lucha por alcanzar la mayoría de edad. Es pequeño, caprichoso y muy influenciado por el exterior. Obedece los postulados de la economía en contadas ocasiones y, en palabras del economista Rafael Matos, es “inversamente proporcional a la bonanza del país”.

De acuerdo con el presidente de Artemundi, Javier Lumbreras, el arte “es un activo real como el oro o la propiedad inmobiliaria, con la ventaja de que es portátil, tiene un costo de mantenimiento bajo y ofrece rendimientos estables a lo largo del tiempo”.

Desarrollar fondos de inversión en arte tan profesionales como los más famosos del mundo y con mejores rendimientos que muchos de ellos ha exigido transitar un camino de 10 años.

En el mercado del arte, los artistas pueden ser definidos en tres categorías de acuerdo a su experiencia y trayectoria, su potencial de producción y una estimación del valor futuro de su obra. Al mismo tiempo, existen índices internacionales para evaluar la calidad y el rendimiento del sector.

De acuerdo con el coleccionista y empresario César Cervantes, el sector en México “lleva 15 años espectaculares en los que no baja y únicamente sube. Sin embargo, en mercados emergentes como el mexicano el rezago cultural es altísimo”.

Distribuir contenido