Importante colocación de deuda corporativa

Credito:

Arnulfo Rodríguez*

El 2010 se caracterizó por el regreso de la confianza y la liquidez al mercado de deuda corporativa. Las emisiones de certificados bursátiles de largo plazo alcanzaron la interesante cifra de 252,000 millones de pesos, que representa el regreso de la confianza al mercado de deuda corporativa con un crecimiento de 87,000 millones de pesos (53%, más) respecto del monto colocado en el 2009.

Por lo que hace al tipo de instrumento colocado, predominaron las emisiones con tasa cupón revisable, que protegen contra un ciclo alcista en la tasa de referencia del Banco de México y que, con algo más de 135,000 millones de pesos, representaron más de 50% del total.

En un distante segundo lugar, con algo más de 65,000 millones de pesos, se ubicaron las colocaciones a tasa fija y en tercero, con aproximadamente 50,000 millones, las colocaciones en Udis.

Sobre la importancia relativa de las colocaciones, la mayor parte correspondió a corporativos privados y paraestatales; aunque el sector bancario también incrementó de manera importante su participación en el mercado de deuda corporativa.

Las bursatilizaciones de hipotecas relacionadas con el Infonavit y el Fovisste —que tienen un bajo riesgo crédito por que los pagos de los créditos hipotecarios se descuentan directamente de la nómina de los trabajadores— también tuvieron un crecimiento interesante en el mercado. Las cifras son las siguientes:

1. CB’s privados con más de 95,000 millones de pesos que representan 35% del monto colocado en el mercado.

2. CB’s de paraestatales —Pemex, CFE, etcétera— que, con aproximadamente 61,000 millones de pesos, dan cuenta de 22% del monto colocado.

3. CB’s bancarios que durante el año tuvieron un crecimiento muy importante para alcanzar 55,000 millones de pesos (20 por ciento).

4. Cedevis y Tfovis, que en conjunto tuvieron colocaciones superiores a 32,000 millones de pesos que representan algo menos de 12% del total.

*El autor de este artículo es responsable de la preparación y contenido del mismo y refleja fielmente su opinión personal. Certifica que su compensación es independiente de las opiniones aquí expresadas.