El peor trimestre para las bolsas en tres años
Desde que la calificación de la deuda soberana estadounidense fue degradada y conforme crecían las expectativas de una nueva recesión mundial, en medio de un agravamiento de la crisis de deuda en Europa, los mercados financieros entraron en una ola de volatilidad,
compartir

Desde que la calificación de la deuda soberana estadounidense fue degradada y conforme crecían las expectativas de una nueva recesión mundial, en medio de un agravamiento de la crisis de deuda en Europa, los mercados financieros entraron en una ola de volatilidad que terminó arrastrándolos en su peor desempeño trimestral desde que estalló la crisis financiera del 2008.

La debacle de los mercados inició cuando Estados Unidos perdió su calificación crediticia “AAA” y en tanto se advertía cercana la quiebra de Grecia, pero el panorama se agravó con las reiteradas señales de una desaceleración de la economía mundial y la falta de medidas definitivas en la zona euro para evitar una quiebra y un “inevitable contagio”.

Bajo este panorama, los principales índices accionarios en Wall Street registraron el peor desempeño trimestral desde que se detonara la crisis financiera del 2008.

En el tercer trimestre del 2011, el promedio industrial Dow Jones acumuló un retroceso de 12% y el tecnológico Nasdaq perdió 13 por ciento.

En tanto, el refencial S&P 500 descendió 14% en el trimestre e hiló cinco meses a la baja, su peor racha desde marzo del 2008.

Las bolsas europeas también cerraron con su peor trimestre desde el 2008, el índice bancario Stoxx 600 se desplomó 17% y acumuló también su quinto mes de pérdidas.

En México, el principal índice del mercado bursátil, el Índice de Precios y Cotizaciones, concluyó el trimestre con un retroceso de 8% al cerrar en los 33,503.28 puntos. Sin embargo, acorde con lo que habían reiterado diversos analistas, el mercado mexicano fue el que tuvo un mejor desempeño en la región, si se toma en cuenta que el Bovespa en Brasil perdió 16% y el Merval en Argentina 27 por ciento.

Divisas no se salvan

Para las divisas tampoco fue un buen trimestre. El tipo de cambio spot alcanzó niveles no vistos desde el 2008, sobre los 14 pesos por dólar, pero éste no era un movimiento exclusivo de la moneda nacional, otras divisas comenzaron a retroceder con fuerza frente a la divisa estadounidense en septiembre bajo la expectativa de que la Fed retomara la Operación Twist que no usaba desde los años 60, lo que fortaleció al dólar ante la mayor demanda de bonos del Tesoro.

El peso acumuló un retroceso trimestral de 19% al concluir septiembre en 13.8835 unidades por dólar en su cotización spot.

Los analistas siguen apostando que el Banco de México recortará la tasa de interés antes de que concluya el año, mientras que en Europa este sentimiento cambió al cierre del trimestre con el repunte de la inflación en la zona euro.

La divisa única europea perdió 7.5% a 1.34 dólares de julio a septiembre, aunque especialistas no ven que pudiera haber un descenso más allá de 1.30 dólares al final del año.

“Termina el peor trimestre para las bolsas desde el 2008. La expectativa, para octubre al menos, cambia poco”, indicó Invex en un reporte.

Los mercados iniciarán octubre con pesimismo y una fuerte volatilidad, agregó Invex, ya que “el panorama luce difícil para las economías, sin importar la evolución que tengan los episodios de presión vigentes”, como lo es la crisis en Europa y los débiles indicadores económicos. De este modo, esperan que las bolsas, en el mejor de los casos, recuperen los niveles previos al verano.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de