Opinión económica
Crecimiento económico 2012
Los datos que se han revelado en las últimas semanas sobre actividad económica confirman la información que mostraban los indicadores adelantados: un enfriamiento de la economía global.
Manuel Guzmán M. y Janneth Quiroz Z.*
Nov 22, 2011 |
21:25

(Parte I)

Los datos que se han revelado en las últimas semanas sobre actividad económica confirman la información que mostraban los indicadores adelantados: un enfriamiento de la economía global. Después de una recuperación rápida a finales del 2010 y principios del 2011, la actividad económica empezó a disminuir su ritmo y finalmente las principales economías del mundo han mostrado señales de desaceleración entre julio y septiembre del 2011.

Las principales causas de esta pérdida de dinamismo son la reciente crisis de deuda europea y la situación de incertidumbre financiera internacional, que se ven reflejadas en un debilitamiento del consumo privado, menor inversión fija bruta y debilitamiento de los mercados internacionales y, consecuentemente, de las exportaciones.

Dada la situación actual, es muy probable seguir observando señales de desaceleración económica el próximo año.

En lo que respecta a la zona euro, las economías más grandes, Alemania y Francia, han perdido dinamismo en su ritmo de crecimiento entre julio y septiembre. Alemania tuvo un crecimiento del PIB de 2.0% en variación trimestral anualizada y es probable seguir observando un crecimiento modesto por la menor demanda de bienes mundial.

Por el lado del sector interno, la actividad industrial de Alemania también ha perdido dinamismo durante el trimestre, creció 10.6% en julio, 8.6% en agosto y 5.5% en septiembre.

No se prevé un mayor debilitamiento de la demanda interna, ya que la tasa de desempleo alemana (7%) se ha mantenido debajo del promedio en Europa de 10% y el empleo ha alcanzado un máximo histórico desde 1990.

Por su parte, Francia tuvo un crecimiento de 1.6% en el tercer trimestreen medio de un debilitamiento del gasto de consumo privado (+0.3%) y, en menor medida (+2.8%), a exportaciones . Para Francia, ésta ha sido la recuperación económica más lenta desde 1949.

En España no hubo crecimiento en el periodo de referencia, al igual que en Bélgica. Esto tendrá repercusiones en el mercado laboral español, que tiene la tasa de desempleo más alta de la zona (22.6%), sin crecimiento no hay generación de empleos. Otro factor que juega en contra de la recuperación de ese país es que la prima de riesgo de riesgo se ha incrementado notablemente; el 15 de noviembre se colocaron bonos a 10 años con un rendimiento de 6.3%, el más alto desde 1996. Tasas de interés tan altas reflejan la elevada probabilidad de no repago y desincentivan la inversión de mediano y largo plazo. Así, estimamos que la economía de España tendrá un débil crecimiento en los últimos tres meses del año y, probablemente, menor al de los previos (alrededor de 0.5% anual).

En el caso de Rusia, en el tercer trimestre se observó un crecimiento de 4.8% anual, su nivel más alto desde el segundo trimestre del 2010, impulsado por la demanda interna. Al ser una economía en expansión, depende en 30% de sus exportaciones, de las cuales los energéticos son una parte importante, pues produce alrededor de 10% de la oferta mundial.

Mientras los precios del petróleo continúen altos, se espera un crecimiento similar. Las previsiones de crecimiento de la agencia gubernamental de estadística en Rusia (Rosstat) son de 4.1% para el 2011, 3.7% el próximo año y entre 6 y 7% en el largo plazo.

El Banco Central Europeo revisó a la baja sus expectativas de crecimiento; para el 2011 de 1.9 a 1.6% y para el 2012 de 1.5 a 0.8 por ciento.

Por su parte, la Comisión Europea recortó sus previsiones de crecimiento a 1.5 de 1.6% para el 2011 y a 0.5% de 1.8% en el 2012.

Manuel Guzmán M. y Janneth Quiroz Z. Dirección de Análisis y Estrategia Económica de Grupo Financiero Ve Por Más.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de