Infonavit retiene pagos a vivienderas

Credito:

Yuridia Torres / El Economista

Foto EE: Archivo

El Infonavit retuvo pagos a las vivienderas URBI, Homex y GEO, empresas que dependen en gran manera de los créditos que otorga el Instituto a sus afiliados. Con lo anterior, Deutsche Bank recomendó venta de la acción de las constructoras y opinó que tienen un elevado potencial de banca rota.

La recomendación de la correduría se da tras el anuncio, realizado por el director general del Infonavit, Alejandro Murat Hinojosa, sobre los procesos judiciales que mantiene contra de GEO, URBI y Homex por una deuda de 250 millones de pesos por incumpliendo de pagos.

De acuerdo con los resultados de los procesos judiciales, el vocero del Infonavit, Alfonso Martínez, dijo a las agencias que los acreedores lograron que dos jueces del Distrito Federal y uno de Nuevo León ordenaran al Instituto el embargo precautorio de las cuentas.

La información vertida por el vocero es distinta a la declaración que tuvo el director general del Infonavit, Alejandro Murat, el pasado miércoles. El funcionario público destacó que las tres vivienderas le debían 250 millones de pesos por un programa que comenzó el sexenio pasado.

En declaraciones a la agencia Reuters, Martínez destacó que Homex debe al Instituto 440 millones de pesos y URBI 30 millones de pesos, que suman 470 millones de pesos y deslindó a GEO de las declaraciones de Murat Hinojosa.

Por su parte, GEO informó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) este jueves que hasta la fecha la compañía no presenta ningún tipo de adeudo con el Infonavit relacionado con el programa de subsidios 70-70.

Este esquema consistía en pagos adelantados, donde las desarrolladoras, al registrar 70% de avance de sus obras, podían obtener 70% del pago de las viviendas por parte del Infonavit, aunque los inmuebles no hubieran sido individualizados.

Murat Hinojosa explicó que el conflicto se generó cuando las constructoras que hoy atraviesan por problemas financieros incumplieron con el programa de subsidios para pagos adelantados 70-70, es decir que no pudieron vender las casas subsidiadas y en consecuencia no pudieron regresar al Infonavit los pagos adelantados.

Deutsche Bank destacó en un reporte que dos terceras partes de las unidades comerciadas por GEO, Homex y URBI son vendidas a clientes afiliados al Instituto promotor de la vivienda.

El fallo agravaría aún más la deteriorada liquidez de las constructoras y podría obligarlas a detener su producción, elevando el riesgo de una potencial bancarrota, expuso el banco de inversión.

Este jueves, las acciones de Homex cayeron 6.33% en la BMV a 8.28 pesos, mientras que las de GEO descendieron 3.08%, a 4.72 pesos y las de URBI perdieron 2.72% a 1.76 pesos.

Homex acumula una caída de 69% en el año

ACCIONES DE VIVIENDERAS, EN SUS PEORES NIVELES

Las acciones de las vivienderas extendieron sus pérdidas en la Bolsa Mexicana de Valores, en medio de procesos judiciales en su contra y el incumplimiento de pagos a algunos de los tenedores de su deuda.

En este contexto, los títulos Homex lideraron las caídas del sector y perdieron 6.33% a 8.28 pesos, el peor nivel de su historia; así acumulan una pérdida de 69% en el 2013.

HR Ratings recortó la calificación de la viviendera a “HR D” de “HRC-” y retiró la Revisión Especial para la viviendera.

Ésta es la calificación crediticia más baja, “ya sea que se encuentre en default o es altamente probable que caiga en incumplimiento de pago de las obligaciones de deuda en el corto plazo”, indicó HR.

Lo anterior, luego de que Homex informó a la SEC que Bank of America México inició una demanda en un tribunal del Estado de México en su contra, en relación con la falta de pago de una línea de crédito por 385 millones de pesos.

En tanto, URBI no se quedó atrás y finalizó con una caída de 2.76% a 1.76 pesos; de esta manera se mantienen en los peores niveles de su historia y en el año pierde 78.24 por ciento.

Por su parte, los títulos de GEO perdieron 3.08% a 4.72 pesos, con lo que también se ubican en los peores niveles y en el año pierden 68.78 por ciento.

En medio de esto cabe mencionar que ninguna correduría mantiene una recomendación de “compra” para los títulos de estas empresas.

Por su parte, el Índice Habita de la BMV perdió 2.85% a 82.05 puntos.

(Con información de agencias y Carmen Luna)

ytorres@eleconomista.com.mx

opinion

Una nula supervisión por parte de las autoridades federales y un abusos por parte de las constructoras, trajeron como consecuencia, desarrollos habitacionales mal planeados, con poca calidad, alejados, con transporte caro y con pocas posibilidades de desarrollo y poca plusvalía, teniendo, habitantes inconformes, institutos y bancos, con deuda de crédito, alta inversión en servicios, mal aplicados.
Pero eso si las grandes constructoras cobraron todo, hoy les están pasando la factura y lamentablemente 3 de las 5 grandes no sobrevivirán.