Ven problemas estructurales en la Bolsa Mexicana de Valores
El director de Fundef asegura que las reformas al sistema financiero no modifican el entorno para que haya un mayor intercambio de valores.
Romina Román / El Economista
Mar 17, 2014 |
19:15
Guillermo Zamarripa indicó que aún falta mucho por hacer para que crezca el mercado accionario. Foto Archivo EE: Araceli López
compartir
Widgets Magazine

El problema estructural que enfrenta el mercado de valores mexicano es que no hay alternativas de inversión y el número de empresas que cotizan en la Bolsa es “limitado”.

Guillermo Zamarripa, director general de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef), que tiene su sede en el ITAM, afirmó que en el mercado bursátil nacional no hay oferta de valores debido a que las empresas no emiten títulos, “porque no les interesa ni ven las condiciones para ello”.

El también ex vicepresidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y ex funcionario de la Secretaría de Hacienda, aseguró que las recientes reformas al sistema financiero no modifican de manera estructural el entorno para que haya un mayor intercambio de valores.

“El problema de fondo es que a las empresas no les interesa volverse emisoras ni cotizar”, dijo el investigador y catedrático del Instituto Tecnológico Autónomo de México.

Sobre las recientes reformas al sistema financiero, mencionó que si bien todas las medidas tendientes a proteger al inversionista son positivas, hay que cuidar no ser demasiado “paternalistas e intervencionistas”, ya que ello puede limitar las libertades individuales.

Zamarripa manifestó que el problema del mercado de valores no es tanto de falta de protección al inversionista, sino la carencia en la oferta de títulos.

Reiteró que si bien los cambios recientes dan mayor certeza a quienes adquieren valores, ninguna de las reformas (como las del 2005, cuando se emitió la Ley del Mercado de Valores) ni las modificaciones financieras cambian de manera fundamental la situación para que las empresas coticen en la Bolsa.

Recalcó que el reto está en cómo lograr un mercado más profundo, por lo que las perspectivas mejorarán en la medida que se logre una mayor oferta de valores.

Recordó que el 2013 fue un año récord en cuanto a entrada de emisoras a la Bolsa, pero falta mucho por hacer.

Destacó que la inversión es fundamental para el crecimiento económico y recordó que según el Índice de Confianza de Inversión Extranjera Directa al 2013, México se ubica dentro de los 10 países más atractivos para los inversionistas a nivel mundial.

“Esa posición se puede modificar en los próximos años si no se siguen políticas que incentiven el arribo de capitales nacionales y extranjeros”.

La reforma al sistema financiero que se aprobó a finaless del 2013 fortalece el marco normativo de casas de Bolsa e instituciones financieras en la prestación de servicios a sus clientes.

Como parte de las medidas, los intermediarios, al hacer recomendaciones de inversión, deberán tomar en cuenta el perfil del cliente, el producto financiero y la diversificación de la cartera.

Para ello, los asesores de inversión tendrán que acreditar que cuentan con honorabilidad, tener certificación, así como un historial crediticio satisfactorio.

También se elevan las sanciones a las casas de Bolsa o emisores que omitan proporcionar a sus clientes información relativa a los costos totales que cobran por sus actividades o servicios.

valores@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de