Reporte del USDA presiona los granos
¡Cuántas veces hemos comentado en este espacio que los mercados no tienen palabra de honor!
Alfonso García Araneda
May 11, 2014 |
20:09
compartir

¡Cuántas veces hemos comentado en este espacio que los mercados no tienen palabra de honor!

Y es que tras las fuertes subidas que hemos visto en precios del maíz desde el pasado 9 de enero como consecuencia de la fuerte demanda originada por niveles altos de exportaciones y a uso forrajero para ganado porcino y bovino, el viernes, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) emitió su primer reporte sobre oferta y demanda para el ciclo 2014-2015, que es el que está corriendo para la siembra, y simplemente anunció una expectativa de inventarios finales para Estados Unidos por encima de lo que esperaba el mercado al ubicarlos en 43.84 millones de toneladas contra los 42.47 esperados, mientras que en comparación con el ciclo 2013-14, este número representa un incremento de 14.73 millones de toneladas y el nivel de inventarios más elevado desde el 2006.

Por su parte, los inventarios a nivel global se incrementaran 7.9% a 181.73 millones de toneladas, el cuarto incremento anual consecutivo y el más elevado desde el 2000, de acuerdo con el USDA.

Lo anterior generó que los tableros en Chicago automáticamente se pintaran de rojo y que el maíz llegara a perder hasta 2.1% durante la sesión para finalizar el día con una pérdida de 1.55% y cerrar en 198.81 dólares por tonelada a mayo, mientras que a marzo del 2015 cayó 5.02 dólares por tonelada para ubicarse en 199.30.

A pesar de los retrasos en la siembra por factores climatológicos, el USDA estima un rendimiento de 10.38 toneladas por hectárea para este ciclo, lo que daría una producción de 353.97 millones de toneladas, es decir, 260,000 toneladas más que el año pasado, que de por sí ya fue enorme, dando como resultado una oferta total de 383.84 millones de toneladas u 8.39 millones de toneladas más que el ciclo anterior.

Por el lado del consumo le recortó 6.36 millones de toneladas para ubicarlo en 339.99 millones, al reducirle 1.27 millones de toneladas para consumo animal y 5.08 millones a las exportaciones.

Sin duda, las expectativas de inventarios y producción que mostró el USDA en esta ocasión no son alcistas para maíz, y los fondos (especuladores) que tenían posiciones muy largas (compradoras) salieron de inmediato a reducirlas en el mercado a través de ventas.

Como consecuencia de lo anterior, el USDA estimó en su reporte que el precio que se pagará al productor, entre septiembre de este año y agosto del año entrante, oscilaría entre los 151.53 y los 179.08 dólares por tonelada, es decir, casi 20 dólares por tonelada menos que en el ciclo 2013-2014.

En el caso del trigo, el USDA mostró un balance apretado para el 2014-15 al recortarle 4.55 millones de toneladas a la expectativa de producción y 8.62 a la oferta total al ubicarla en 73.65 millones de toneladas; sin embargo, por el lado del consumo, el USDA también sacó las tijeras al disminuir la expectativa en 7.43 millones de toneladas para quedar en 58.95 millones y dejar inventarios finales de 14.7 millones contra 15.87 del ciclo 2013-14.

A pesar de que el reporte no fue bajista para el trigo, éste simplemente se desplomó de la mano del maíz al perder 1.7% en su plazo a julio del 2014 para quedar en 265.47 dólares la tonelada y en promedio para el resto de los plazos cayó 4.68 dólares por tonelada; sin embargo, es importante decir que India trae mucho trigo y, según diversos analistas, cubrirá cualquier faltante en el mercado.

Finalmente, la soya, que ha ido en una tendencia contraria al maíz en fechas recientes y tras varias caídas, hoy repuntó fuerte tras el reporte del USDA a pesar de que éste fuera bajista para la oleaginosa.

Hoy más que nunca es momento de tomar coberturas. Los precios siguen siendo atractivos y la Sagarpa, junto con la banca de desarrollo y la comercial, está lista para darles los apoyos para que adquieran sus coberturas ya a través del componente de cadenas productivas.

Los consumidores del ciclo OI deberían empezar a cubrir la comercialización, mientras que los productores del PV ya deben cubrir la etapa productiva.

Les recuerdo: ¡los mercados no tienen palabra de honor!

aga@gamaa.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de