son demasiados trámites
Listarse en la BMV, dolor de cabeza para empresas medianas
Jaime Ruiz, presidente de la Bolsa, aseguró que será más fácil.
Romina Román
May 12, 2015 |
21:01
A la Bolsa mexicana le falta profundidad, acusan empresarios y autoridades. Foto Archivo EE: Hugo Salazar
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

Para que una empresa mediana se liste en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) pueden pasar varios meses, incluso, a algunas les lleva años, ya que deben cumplir con requisitos en materia contable, fiscal, de información y de gobierno corporativo para que puedan acceder.

Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la BMV, adelantó que trabajan con las autoridades financieras para reducir los trámites, “pero no es un problema propio de la Bolsa (...) es más bien una cadena en la que intervienen varios procesos”.

En consecuencia, dijo, lo que buscamos es simplificar pasos, reducir los tiempos de autorización y bajar costos que no necesariamente son de la Bolsa, sino que corresponden a abogados, contadores, notarios, gestores, colocadores, permisos, entre otros.

Jorge Sánchez Tello, economista de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef) del ITAM, afirmó que para una empresa mediana o pequeña listarse en el mercado puede ser complejo sobre todo si no cuenta con un grupo de asesores especializados en temas contables, en derecho financiero, principalmente.

“Es un proceso que si es largo, tiene su razón de ser y de ninguna manera lo tomaríamos como un capricho de las autoridades, ya que en el sistema financiero lo importante es la calidad de la información”.

El especialista afirmó que los requisitos que se piden para listarse en la BMV no son una barrera de entrada al mercado, por el contrario, lo que se busca es darle certidumbre a los inversionistas.

Reconoció que hay una gran cantidad de empresas pequeñas y medianas que son familiares y ese es uno de los principales inhibidores para que estos negocios acudan a la BMV.

El economista del Fundef insistió en que la posibilidad de ingresar al mercado es un mecanismo que las empresas no han aprovechado bien.

Directivos de emisoras que recién se listaron en la BMV revelaron que el inicio de la cotización es un trámite largo, ya que hay un periodo de espera importante para recibir las autorizaciones.

De acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), para que una empresa pueda emitir acciones que coticen en la BMV primero debe contactar a una Casa de Bolsa, que es el intermediario que se encarga de llevar a cabo la colocación. A partir de ahí empezará un proceso para poder contar con las autorizaciones correspondientes.

Los interesados deben tener la inscripción en el Registro Nacional de Valores, presentar una solicitud a la BMV, a través de una Casa de Bolsa e incluir información financiera, económica y legal. Deben acatar el reglamento interior de la Bolsa y los requisitos de listado y mantenimiento.

En la BMV destacaron que el financiamiento bursátil permite a las empresas ejecutar sus proyectos de inversión, lo que a su vez redunda en mejoras y expansión, así como en la capacidad de aprovechar beneficios que incrementan el potencial de negocios.

romina.roman@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de