Cotizó a 24.75 dólares
Mezcla mexicana ya cayó a niveles del 2003
El Petróleo mexicano cayó 5.75% en la jornada al cotizar en 24.75 dólares por barril, nivel similar al precio al que se vendió el 2 de diciembre del 2003.
La mezcla mexicana tocó su nivel más alto el 14 de julio del 2008, y de ahí ha caído fuertemente.
relacionadas
compartir

El Petróleo mexicano cayó 5.75% en la jornada al cotizar en 24.75 dólares por barril, nivel similar al precio al que se vendió el 2 de diciembre del 2003.

Con este resultado la mezcla mexicana de petróleo de exportación se encuentra a la mitad del nivel proyectado por el gobierno en el presupuesto federal del 2016, que es de 50 dólares por barril.

Las cotizaciones internacionales del crudo siguen sin encontrar piso y desde que el precio de la mezcla tocó su punto más alto en la historia, de 132.38 dólares por barril el 14 de julio del 2008, observa un retroceso de 107.63 dólares, equivalentes a una baja de 81.3 por ciento.

“La debilidad más profunda de lo esperado en la economía China, temores por las próximas alzas en las tasas de interés de la Fed, los conflictos geopolíticos y la sobreoferta mundial del hidrocarburo han generado la caída en los precios. En México, pese a la reforma energética y las coberturas contratadas, el nivel del petróleo implica menores ingresos para el gobierno por recaudación y menor crecimiento económico, por lo que no se descarta un próximo ajuste al gasto”, explicó Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody’s Analitics.

Ayer la mezcla siguió el comportamiento de sus referentes internacionales, que descendieron a niveles récord en varios años.

Ejemplo de ello es el comportamiento en el petróleo ligero tipo WTI, que perforó el nivel de 34 dólares por primera vez desde el 2004 y disminuyó 5.56%, al venderse en 33.97 dólares por barril.

Por otra parte, en el caso del petróleo del mar del Norte tipo Brent, éste cayó 6.07% y descendió hasta 34.21 dólares por barril, su nivel más bajo desde el 30 de junio del 2004.

Seguirán cayendo

Coutiño destacó que ante la debilidad de la economía mundial, hay elementos estructurales para pensar en que los precios pueden caer al piso de 20 dólares por barril.

“Pensar que este año el precio se recupera más de 10 dólares es optimista: la mezcla podría oscilar entre 20 y 25 dólares, se levantan las sanciones a Irán y crecerá la producción de crudo a nivel mundial, hay debilidad en Europa, en China, aversión al riesgo en los mercados y el FMI y el Banco Mundial han recortado sus proyecciones de crecimiento y se suman algunos conflictos geopolíticos”, comentó el especialista.

Para el 2016, el gobierno mexicano logró contratar coberturas por un precio de 49 dólares por barril con un costo de 1,090 millones de dólares. Por lo que de promediar un precio menor, sería el segundo año consecutivo en que México aplica el seguro de coberturas para garantizar los ingresos que representa el petróleo.

Gabriela Siller, directora de análisis de Banco Base, comentó que pronto Irán se incorporará a la producción mundial de petróleo e indicó que no descarta un precio de la mezcla cercano a 22 dólares.

“Pronto se levantan las sanciones internacionales a Irán y se suman otros millones de barriles de petróleo al mercado mundial del hidrocarburo, los inventarios siguen en aumento, eventos adversos como los ensayos nucleares de Corea de Norte y sobre todo la debilidad de China más fuerte de lo esperada agregan riesgos, lo que provoca bajas no sólo en los precios de los hidrocarburos, también en otros commodities, fortaleza del dólar y nerviosismo en los mercados”, indicó Siller.

Nerviosismo

Las actuales distorsiones en el mercado petrolero no sólo han generado nerviosismo en los mercados financieros —provocado pérdidas en los principales índices accionarios y en el mercado de divisas—, también han llevado a niveles mínimos el diferencial entre el precio del petróleo WTI y el Brent, el cual bajo condiciones normales debería cotizar más alto que el ligero, ya que el crudo del mar del Norte es de mayor calidad.

“La volatilidad va a continuar y la cotización del petróleo todavía tiene espacio para disminuir, pero ya se encuentra en zona riesgosa, ya que se puede convertir en una bola de nieve; se estima que el precio para extraer el barril de petróleo es de 25 dólares y con los niveles actuales se pone en riesgo la operatividad de muchas empresas que surgieron a partir del boom petrolero; también están en riesgo economías dependientes de los ingresos por venta de hidrocarburo o recortes al gasto como podría presentarse en México”, concluyó la directora de Banco Base.

gustavo.delarosa@eleconomista.mx


0 Comentarios
Comentarios