llega un nuevo instrumento de inversión,shcp
Listas, las reglas para la primera emisión de cerpis
Una de las diferencias con los CKD es que los cerpis están más alineados a un esquema de capital privado.
Las afores tienen abiertas las puertas para invertir en esos nuevos instrumentos. Foto Archivo EE: Hugo Salazar
compartir

Con las reglas sobre la mesa, todo está listo para que en el transcurso del segundo semestre del año se emitan los primeros certificados de proyectos de inversión (cerpis).

Narciso Campos, titular de la Unidad de Banca, Valores y Ahorro de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), adelantó que hay solicitudes en proceso de ser autorizadas y hay entusiasmo de los inversionistas para utilizar los cerpis.

“Anticipamos que temprano en el segundo semestre deberíamos ver los primeros (cerpis)”, dijo.

Definitivamente se va a ver más de uno este año, dijo; conforme pase el tiempo y tanto administradores e inversionistas operen y conozcan en la práctica las ventajas del esquema, irá creciendo el número de emisiones.

El pasado mes de abril se realizaron cambios al régimen de inversión de las administradoras de fondos para el retiro (afores) para que las siefores puedan invertir directamente en el vehículo.

“Estamos en una etapa en la que la regulación está hecha, ya dependerá de los promotores iniciar los procesos de autorización ante la CNBV, la emisión y, por lo tanto, la colocación en el mercado”, aseguró Narciso Campos.

A diferencia de los certificados de capital de desarrollo (CKD), los cerpis están más alineados a un esquema de capital privado.

“Los cerpis permiten tener un vehículo administrado de manera muy similar a los instrumentos de capital privado. El administrador presenta una tesis de inversión, a partir de que coloca el certificado, obtiene los recursos y empieza a hacer las inversiones, con una rendición de cuentas hacia los demás inversionistas”, explicó.

Una característica importante de los certificados de proyecto de inversión es que para que inviertan en él las siefores, a través de las afores, debe de haber una coinversión de parte de un vehículo paralelo de al menos 30 por ciento.

“La ventaja que te da cada una de las inversiones que va realizando el cerpi es que debe tener el acompañamiento de al menos 30% de cada uno de los montos de inversión por parte de un vehículo paralelo”, precisó Narciso Campos.

Una particularidad es que está abierta la posibilidad de invertir en diferentes etapas de la inversión y desarrollo del proyecto. Incluso, una vez maduras las inversiones, pueden ser vendidas.

Los cerpis se emitirán bajo la modalidad de oferta publica restringida, bajo mecanismos de llamadas de capital. Entre los potenciales participantes se encuentran inversionistas calificados e institucionales, como las siefores, aseguradoras o fondos de pensiones.

El nuevo vehículo, que fue anunciado por el presidente Enrique Peña Nieto en septiembre del 2015, llega a ampliar la gama de inversión en un segmento que no existía en el mercado mexicano.

judith.Santiago@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de