Banxico no busca fijar nivel del peso, sino darle liquidez
El peso reaccionó negativamente al anuncio de la automotriz Fiat Chrysler de una inversión de 1,000 millones de dólares para aumentar su capacidad de producción en sus plantas estadounidenses, lo que implica que comenzará a producir en ese país uno de los vehículos que actualmente se ensambla en México.
compartir
Widgets Magazine

El peso reaccionó negativamente al anuncio de la automotriz Fiat Chrysler de una inversión de 1,000 millones de dólares para aumentar su capacidad de producción en sus plantas estadounidenses, lo que implica que comenzará a producir en ese país uno de los vehículos que actualmente se ensambla en México.

El tipo de cambio peso-dólar subió su cotización a niveles de 21.3870 pesos por dólar, luego de que en las operaciones de la sesión anterior se ubicara en 21.2320 pesos, lo cual implicó una depreciación de 0.73%, equivalente a una pérdida de valor de 15.50 centavos.

La divisa mexicana también reaccionó a la caída del precio internacional del petróleo.

El analista económico sénior de CIBanco, James Salazar, comentó que en cierta manera la intervención del Banco de México (Banxico) en el mercado de cambios sí ha ayudado a estabilizar un poco al tipo de cambio, porque de lo contrario estaríamos viendo cotizaciones cercanas a los 22 pesos por billete verde.

“El Banxico con sus intervenciones no busca un nivel de tipo de cambio, sino darle liquidez al mercado cuando considera que no se estén dando las condiciones óptimas”, afirmó Salazar.

El especialista explicó la tendencia del peso independientemente de lo que haga Banxico, estará definida por las declaraciones hechas por Donald Trump, además de la evolución del precio internacional del petróleo.

Destacó que hay que esperar la reunión de política monetaria de Banxico del 9 de febrero, ya que de existir fuertes presiones inflacionarias hay una alta probabilidad de que aumente nuevamente su tasa de referencia, que actualmente se encuentra en 5.75 por ciento.

Comentó que el actual repunte de la moneda mexicana se derivó básicamente de la continuación del nerviosismo de los inversionistas, tras el anuncio ahora de que Fiat Chrysler dejará de invertir 1,000 millones de dólares en México.

El analista de CIBanco agregó que en el corto plazo, el tipo de cambio peso-dólar mantiene una clara tendencia de alza, con el pronóstico de que en primera instancia llegue a los 21.50 pesos por dólar.

Sin embargo, en la medida que se acerque a la fecha de la toma de posesión de presidente de Estados Unidos (20 de enero), las cotizaciones podrían irse hasta niveles de 21.80 pesos por billete verde.

Aumentará la volatilidad

El subdirector de mercados financieros de Banco Santander, Salvador Orozco Peña anticipó que durante este mes el tipo de cambio peso-dólar mostrará un alto grado de volatilidad, con el pronosticó de marcar nuevos máximos históricos, actualmente el nivel récord de cierre se encuentra en 21.5225 pesos por billete verde.

El especialista explicó que el mercado de cambios se encuentra demasiado sensible, por lo que no sería raro ver cotizaciones sobre los niveles de 22 pesos, ya que una vez que entre el nuevo gobierno de Estados Unidos y dé a conocer sus propuestas de campaña sobre el TLC, la paridad mostrará fuertes presiones.

ricardo.zamudio@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de