El principal índice bursátil brasileño se desplomó 8.80%
Bolsa de Brasil registra su peor caída desde el 2008
Las emisoras que integran al Bovespa perdieron en conjunto 148,389 millones de dólares, al pasar de 918,888 millones de dólares a 770,499 millones de dólares.
El mercado deSao Paulo arrastró a las demás bolsas de América Latina, como México y Argentina. Foto: Shutterstock

Los problemas políticos hundieron a la Bolsa de Brasil. Al cierre de la jornada el índice Bovespa retrocedió 8.80% para ubicarse en 61,597.06 unidades, su peor nivel desde principios de año y su caída más profunda desde el 8 de agosto del 2011. En las últimas dos sesiones, el Bovespa se ha desplomado 10.32 por ciento.

En valor de mercado, las emisoras que integran al Bovespa perdieron en conjunto 148,389 millones de dólares, de 918,888 millones de dólares a 770,499 millones de dólares, de acuerdo con información de Economática.

Michel Temer, presidente brasileño y quien accedió al cargo tras la destitución de Dilma Rousseff en agosto del 2016, está inmerso en acusaciones de una supuesta aprobación para sobornar a un testigo en la operación “Lava Jato” (lavado de autos). Dicha operación investiga la red de corrupción y pago de sobornos en Petrobras.

Temer no sólo luce debilitado para lograr que su plan de austeridad sea aprobado en el Congreso, su puesto como presidente de la principal economía de América Latina está en riesgo.


Difícil desde el principio

El índice Bovespa se enfrentó a una jornada complicada desde el inicio de sus operaciones. El índice llegó a desplomarse en los primeros minutos más de 10%, hasta 60,470.22 unidades. Lo anterior obligó a suspender durante 30 minutos las operaciones en el mercado accionario brasileño; a su reinicio, las caídas continuaron y las operaciones fueron detenidas una vez más, ahora por una hora.

“Las caídas en Brasil terminaron por afectar a otros mercados bursátiles como el de Argentina y México e incluso a otros mercados emergentes. Esta clase de caídas genera tensión entre los inversionistas que los lleva a buscar mercados más seguros (por así llamarlos)”, explicó Jorge Nakid, analista bursátil.

En medio de la incertidumbre que pesa sobre Temer y su futuro político, la Bolsa de Argentina retrocedió 3.17%, a 20,977 unidades, la Bolsa de Valores de Chile cayó 1.55%, a 4,778 puntos y la Bolsa Mexicana de Valores cedió 0.87%, a 48,322.24 unidades.

UBS publicó en un reporte que observan un riesgo material a la baja para las acciones brasileñas y sacan su recomendación de ponderación superior al mercado debido a este escenario políticamente volátil. “La pregunta será cuándo, y no cómo, se resolverá el estado actual de incertidumbre política”, agregó el banco de inversión.

Las acciones de las emisoras que más contribuyeron a la caída del Bovespa la jornada fueron las de Itaú Unibanco, que se hundieron 12.05%, a 34.68 reales por acción; Bradesco, con una baja de 13.11%, a 27.30 reales y Petrobras, con un retroceso de 15.76%, a 13.15 reales por unidad.

La compañía más castigada del índice Bovespa fue Eletrobras; el precio de sus títulos se derrumbó 20.97%, a 12.55 reales por unidad.

El gran ganador del colapso de la Bolsa de valores brasileña

La caída del mercado accionario de Brasil fue aprovechada por el Exchange Trade Fund (ETF) BZQ que presentó en una jornada un rendimiento de 31.96%, al pasar de 12.13 a 16.00 dólares por título. El desempeño que tuvo el BZQ fue el mejor desde que inició sus operaciones, en junio del 2009.

El ETF BZQ (ProShares UltraShort MSCI Brazil Capped) multiplica por dos y de forma contraria las acciones que replican el Índice MSCI Brasil 25/50. Dicho índice está diseñado para medir el desempeño de los segmentos grandes y medianos del mercado brasileño.

El MSCI Brasil 25/50 está integrado por emisoras como Itaú Unibanco, Banco Bradesco, Ambev, Petrobras, entre otras. En la sesión tan sólo los papeles de Itaú colapsaron 12.05% en la Bolsa de Brasil. Los títulos de Ambev retrocedieron 4.28% y los de Petrobras 15.76 por ciento.

Contrario al buen desempeño del BZQ, el iShares MSCI Brazil Capped (EWZ), el ETF más grande cotizado en Estados Unidos, retrocedió 23% tan sólo en una jornada.

“Un ETF es un instrumento que busca replicar el comportamiento de diferentes activos financieros como son índices, commodities, tasas, enrtre otros.

Su principal finalidad es brindar a los inversionistas una gama de productos para diversificar sus estrategias a través de vehículos que cuenten con liquidez y costos competitivos en su gestión”, explicó GBMhomebroker, a través de un análisis.


mario.calixto@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de