Banca europea debe bajar sus préstamos riesgosos
Expansión
Sep 7, 2017 |
21:31
compartir
Widgets Magazine

Un informe enviado esta semana a los inversores por Bank of America Merrill Lynch advierte de la existencia de un “objetivo” no oficial del Banco Central Europeo (BCE) para que las entidades europeas dejen por debajo de 5% su ratio de préstamos problemáticos sobre sus activos totales.

“Cinco es el número mágico. Creemos que hay un objetivo en la zona euro para una exposición bruta máxima a activos problemáticos de 5% (sin descontar provisiones). No para todos los bancos inmediatamente, pero sí para todos los bancos en el futuro. Los que no puedan llegar a ese nivel en los próximos años probablemente serán perdonados durante un tiempo.

Sin embargo, creemos que el ritmo de salida de esos activos tendrá que ser acelerado. Por ello mantenemos un rating de infraponderar en CaixaBank, BBVA, Sabadell y los bancos griegos”, explica el equipo de analistas de banca europea de Merrill en Londres.

Según ese informe, Grecia es el país más alejado de ese listón, ya que sus bancos tienen casi 50% de activos morosos o con riesgo de impago en sus balances. Las entidades españolas, con 14%, serían las siguientes con más trabajo por hacer, mientras que las irlandesas e italianas están en 11 y 10%, respectivamente.

Los autores de la nota dicen que “los bancos con altos niveles de exposición problemática van a buscar una reducción rápida cuando sea posible. Esta es una de las claves para nuestra recomendación de infraponderar (en las carteras de los inversionistas) las acciones de CaixaBank, Sabadell y de los bancos griegos.

Una reducción más rápida puede provocar un golpe en las cuentas de resultados de esas entidades. Como CaixaBank dijo recientemente, si disminuyera su exposición al sector inmobiliario más rápidamente, no lograría los mismos precios de venta que con su actual estrategia”.

Merrill estima que, al final del 2016, los bancos españoles que cubre sumaban 191,000 millones de euros en préstamos morosos, activos embargados y créditos en lo que se han tomado medidas para facilitar su repago. De esa cantidad, habría 80,400 millones provisionados.

Ante las reticencias de algunas entidad a “malvender activos”, Merrill calcula que la ratio bruta de préstamos problemáticos en España irá descendiendo de 14% al final del 2016 a 7% en el 2020, todavía por encima de la supuesta referencia del Banco Central Europeo.

El proceso podría verse acelerado si sale adelante la propuesta de crear un banco malo europeo, que agrupe los activos tóxicos del sector. Pero el banco estadounidense es escéptico ante este plan, fomentado principalmente por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), ya que se contempla que una firma independiente valore los activos que pasen a esa nueva entidad de gestión de los préstamos morosos. A juicio de Merrill, “esa condición pone una barrera muy alta, ya que significa que el banco pierde el control sobre el valor de sus activos. Esto significa que el sistema no va a ser practicable salvo en circunstancias extremas”.

En cualquier caso, “el foco del BCE en los activos problemáticos es amplio y va a continuar. Los bancos han comunicado sus exposiciones de forma diferente, pero existe una creciente convergencia hacia un objetivo único, para llegar a 5% de préstamos problemáticos brutos sobre los activos totales”.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de