Beneficios de la lombriz de tierra

CREDITO: 
Artemio Martínez Ruiz*

La lombricultura tiene buenas perspectivas a futuro en el medio rural, ya que es un negocio de producción diversificada, que puede generar ingresos económicos provenientes de la comercialización de la lombriz de tierra para alimento de las aves de traspatio y la lombricomposta (materia orgánica procesada por el sistema digestivo de la lombriz) como mejorador de suelo.

Por otra parte, la lombricultura ofrece una buena alternativa para el manejo de desechos que se vuelven contaminantes, tales como la basura orgánica de las poblaciones y los estiércoles de ganado bovino, cerdos, borregos y aves.

El cuerpo de la lombriz de tierra tiene un alto contenido proteico (72%), por lo que se puede preparar harina, siendo un excelente alimento para diversas especies de animales como aves y peces.

A partir de sus excretas se produce un abono orgánico conocido como lombricomposta. Este abono es rico en los tres principales nutrimentos de las plantas (nitrógeno, fósforo y potasio) y mejora considerablemente las características del suelo para la producción de cultivos, frutales o como componente en la preparación de sustrato para plantas ornamentales.

De manera especial, la harina de lombriz de tierra tiene un alto contenido nutritivo integrado por proteínas en 70 a 80%, aminoácidos y vitaminas, entre las que se destacan la lisina 7.5%, cistina 1.5%, metionina 2.1%, fenilamina, isoleucina, leucina, niacina, riboflavina, tiamina (B1), ácido pantoteico (complejo B), pirodoxina (B6), vitamina B12, ácido fólico, etcétera.

Esta característica ha llevado a investigadores del Instituto Politécnico Nacional a preparar galletas mezclando un poco de mantequilla, cocoa, huevos, azúcar, leche, nuez y 150 gramos de harina de trigo por cada 40 gramos de harina de lombriz, obteniendo unas galletas equivalentes a comer 50 gramos de carne de res por cada galleta.

Ésta puede ser una buena propuesta para disminuir la desnutrición en el medio rural; sin embargo, es necesario cambiar el concepto que tenemos de la lombriz de tierra como un animal sucio y repugnante, cuando en realidad es considerado como uno de los seres más limpios del planeta.

*Artemio Martínez Ruiz es especialista de la Dirección de Consultoría en Agronegocios en FIRA. La opinión es responsabilidad del autor y no necesariamente coincide con el punto de vista oficial de FIRA.

amartinezr@fira.gob.mx

La lombricultura ofrece una buena alternativa para el manejo de desechos que se vuelven contaminantes, tales como la basura orgánica de las poblaciones y los estiércoles de ganado bovino, cerdos, borregos y aves.

Share