LFC, liquidación inexorable

CREDITO: 
Marco A. Mares

RICOS Y PODEROSOS Por: Marco A. Mares

La liquidación total de los extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) es inexorable.

Para dentro de siete días hábiles en que formalmente vence el primer plazo para el pago que impuso el gobierno, es muy probable que la mayoría de los trabajadores hayan recibido su monto de liquidación con base en lo que establece la ley, el Contrato Colectivo de Trabajo, más el bono extra que ofreció el gobierno federal.

Hasta ayer, el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), que encabeza Luis Miguel Álvarez, había entregado cheques de liquidación por 13,000 millones de pesos y faltarían por entregar alrededor de 8,000 millones.

En total, el SAE dispone de 21,000 millones de pesos para pagar liquidaciones.

El SAE ha pagado liquidaciones que van, desde 30,000 pesos, para los que menos tiempo tenían trabajando, hasta de 6 millones de pesos para los de mayor antigüedad.

Lo más seguro es que al final del plazo concurran la mayor parte de los extrabajadores.

Por lo pronto, ni el amparo interpuesto por extrabajadores impedirá que se siga pagando, por lo menos hasta el próximo 14 de noviembre.

Dicho amparo, en contra del decreto de extinción de Luz y Fuerza del Centro y la suspensión del pago de las liquidaciones, entre otros objetivos, no tiene efectos para detener el pago de éstas y en el último de los casos, si llegara a concedérsele la suspensión definitiva únicamente impediría que la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje emita el laudo sobre el Contrato Colectivo de Trabajo.

Y ése sería el peor de los mundos para los extrabajadores porque ya no podrían cobrar con el bono extra que les ofreció el gobierno federal, sino únicamente lo que determina la ley y el propio Contrato Colectivo de Trabajo.

Más grave. Se les pagaría hasta que concluya el proceso de amparo que en promedio tarda hasta tres años.

Sin el SAE, la liquidación de Luz y Fuerza del Centro hubiera sido mucho más complicado.

El secretario del Trabajo, Javier Lozano, negó la toma de nota a Martín Esparza cuando no pudo acreditar un proceso electoral transparente y fue entonces cuando se presentó la oportunidad para liquidar a una de las más ineficientes paraestatales de México.

Hoy resulta increíble que LFC, que venía operando con 44,000 trabajadores, de un día para otro desaparezca y el servicio de luz no se haya interrumpido.

O sea que no hay vuelta para atrás, la historia de Luz y Fuerza del Centro llegó a su fin.

El que Llama Paga no implica subsidio: GWM

En contra de lo que alega Axtel, de Tomás Milmo, en torno de las tarifas de El que Llama Paga, en el sentido de que ese esquema permite un subsidio de los clientes de telefonía fija a los de telefonía móvil, de acuerdo con información de Global Wireless Matrix (GWM), no hay tal subsidio.

Pero además, advierte GWM, de no existir el mecanismo de El que Llama Paga, la mayoría de las personas tendrían sus teléfonos apagados.

El número uno de Axtel sostiene que la telefonía fija ha subsidiado a las empresas de telefonía móvil con alrededor de 19,000 millones de dólares.

Axtel ha interpuesto distintos recursos jurídicos en contra de El que Llama Paga y recientemente recibió resolución favorable en torno del tema. Axtel ha impugnado a la Cofetel y a las empresas de telefonía móvil.

Sin embargo, -e independientemente del pleito legal-, para GWM El que Llama Paga ha permitido que las familias se comuniquen con sus parientes en otras partes del país y fuera de México.

Según un análisis reciente de esa empresa, más de la mitad de los usuarios en México reciben más llamadas de las que generan y 32% sólo recibe llamadas. El 52% de la base sólo recibe llamadas y/o hace menos llamadas de las que recibe.

El esquema de El que Llama Paga tanto local como nacional -afirma- es el mayor éxito que en materia de política pública ha tenido el gobierno mexicano en los últimos 10 años.

Gracias a este esquema, 40 millones de mexicanos han podido acceder a su primer servicio de telecomunicaciones. Eso es lo que dice GWM.

Cuentos veras

Ayer alrededor de las 6 de la tarde, el último día en que vencía el plazo para hacerlo, fue presentada ante la Suprema Corte de Justicia la solicitud de controversia constitucional en torno de la presunta violación de las leyes mexicanas por parte de aquellos bancos extranjeros que fueron apuntalados financieramente por los gobiernos de sus países y en consecuencia poseen porciones del capital accionario de sus matrices en México.

El caso más emblemático y señalado es el de Banamex. El documento lo presentó el perredista Horacio Duarte, secretario técnico de la mesa directiva del Senado de la República, acompañado de Pedro Nava Navalón, quien fue contratado para la elaboración de la controversia.

El padre de esta iniciativa es el priísta Manlio Fabio Beltrones. Con ella arranca un episodio de mucho ruido mediático y legal. Veremos sus consecuencias.

RICOS Y PODEROSOS

La liquidación total de los extrabajadores de Luz y Fuerza del Centro (LFC) es inexorable.