México lindo y “podrido”…
Lo pensamos bien para poner el segundo calificativo de la cabeza de esta columna.
El Privilegio de Opinar
Manuel Ajenjo
MÁS DEL AUTOR
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/27/mexico-enfermo-o-moribundo
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/22/policia-siempre-vigila
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/20/yo-tambien-hablo-guerrero
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/15/las-fosas-iguala-voto-mujer
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/13/opino-tecnocratas-empina-gobernadores
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/08/mala-buena-peor
/columnas/columna-especial-politica/2014/10/06/wwwigualagobmx
CREDITO: 
Manuel Ajenjo

EL PRIVILEGIO DE OPINAR Por: Manuel Ajenjo

Lo pensamos bien para poner el segundo calificativo de la cabeza de esta columna. Antes de decidirnos por el término “podrido” ponderamos usar otras opciones como la palabra “corrupto” -que se deja o ha dejado sobornar, pervertir o viciar-; o el vocablo “salado”, que en el lenguaje coloquial mexicano empleamos como sinónimo de desafortunado o víctima de la mala suerte.

-Pero luego de deliberaciones y discusiones bizantinas al interior de nosotros mismos, llegamos a una concertacesión y optamos por el adjetivo “podrido” que la Real Academia de la Lengua Española define así: “Dicho de una persona o institución corrompida o dominada por la inmoralidad”.

-Reconocemos que el adjetivo es duro y suena altamente peyorativo pero define la situación actual del país: México, líder mundial de secuestros (se cometen 18 cada día). La guerra contra el narcotráfico -con el que están coludidos funcionarios de los tres niveles de gobierno- reporta un promedio de más de 7,000 muertos al año, mientras la droga sigue llegando a niños y jóvenes. En lo que va del año, el Producto Interno Bruto bajó 8.2 por ciento. Los precios de la canasta básica están tan altos que las amas de casa van al mercado con escalera. Existen -y de milagro subsisten- en nuestra república 2 millones 500,000 desempleados -más los que se acumulen esta semana-. El 44% de las empresas incurren en corrupción y destinan 5% de sus ingresos a pagos extraoficiales a servidores públicos. En una escala del uno al 10 en el Índice de Percepciones de Corrupción en el 2007, México obtuvo 3.5 de calificación.

-Ahora sabemos que durante los últimos años el Centro Nacional de Arraigo, donde detienen a los presuntos delincuentes antes de probarse su culpabilidad, ha sido aprovechado por los agentes de la AFI, Agencia Federal de Investigación, para hacer un gran negocio al proporcionarles a los detenidos toda clase de mercancías a precios desorbitantes: un refresco 200 pesos; medio gramo de cocaína 2,000 pesos; 2 kilos de barbacoa, un kilo de tortillas y 4 refrescos de lata por 10,000 pesos -el combo más caro del mundo-; una prostituta ¡5,000 dólares!, la nota no aclara si la meretriz es para un rato, toda la noche, los días que dura el encierro o para llevar.

-¿Y qué me dices de los 120,000 millones del gasto público que en el 2007, según denuncia el auditor superior de la Federación, Arturo González de Aragón, fueron subejercidos por la administración calderonista dejándose de invertir en seguridad, desarrollo social e infraestructura? Este dinero, tal parece, fue depositado en unos fideicomisos creados por el gobierno, es un decir, de Vicente Fox, para ser utilizados discrecionalmente en los gastos del Presidente de la República y en las campañas electorales del PAN.

-Y las revelaciones -luego desmentidas- de Miguel de la Madrid sobre la corrupción de los Salinas de Gortari. Etcétera, etcétera.

-Pero la gota que hasta el momento derrama el vaso de la percepción ciudadana, de que vivimos en un caos insoportable generado por la irresponsabilidad, codicia e impunidad de nuestros gobernantes -anteriores y actuales-, es la tragedia sucedida en Hermosillo, Sonora, donde hasta ayer habían muerto 44 niños quemados en el incendio sucedido el viernes en la guardería ABC, situada junto a una gasolinera y un taller de llantas, y que carecía de extintores y salidas de emergencia.

-La guardería ABC era subrogada por el Instituto Mexicano del Seguro Social, en la lista de propietarios de ésta y de otras cinco guarderías similares en la capital sonorense y dos más en Nogales, están: Francisco Urquidez Serrano, secretario de Finanzas del comité estatal del PRI; Altagracia Gómez del Campo Tonella, pariente de la primera dama Margarita Zavala Gómez del Campo.

El padre de Marcia Matilde Altagracia Gómez del Campo es Roberto Gómez del Campo Laborín, tío de la señora Lourdes Laborín, esposa del gobernador priísta sonorense Eduardo Bours Castelo. Así están las piezas de los acuerdos interfamiliares y el tráfico de influencias detrás de esta tragedia que enluta al país.

-Por todo lo anterior -y muchas cosas sucias más cuya enumeración no alcanzaría el espacio de esta y subsiguientes colaboraciones- decidimos titular la columna que el lector tiene en sus manos con la parodia del nombre de una canción, compuesta por Jesús Chucho Monje, “México lindo y querido”.

-Y le ofrecemos al lector una letra que debe ser cantada con la melodía de dicho tema que popularizara el charro cantor Jorge Negrete:

Voz de la guitarra mía, ya nos llevo la chingada hay corrupción y apatía en la tierra mexicana.

Hay funcionarios ladrones y en contraste muchos pobres, políticos que son cabrones, rapaces y hasta traidores.

México lindo y podrido parece no tener fin:

la corrupción que al jodido lo tiene lejos de ti.

Cochupos, trampas, mordidas e impunidad caciquil México lindo y podrido hay que sacar de raíz.

Que les entierren un palo al pie de los genitales y que, aunque pidan socorro, paguen todos por su males.

Yo no voto por patanes, por tranzas y abusadores que tienen hecho un desmadre al amor de mis amores.

México lindo y podrido no puedes seguir así con los AFIs, con Los Zetas, con los panistas y el PRI.

México lindo y querido no puedes seguir así.

LA MAMÁ DE LOS POLÍTICOS

-Está científicamente comprobado que los políticos mexicanos son capaces de vender a la autora de sus días.

-Sólo se distinguen unos de otros por un matiz: los que la venden y la entregan, y los que la venden y fingen demencia para no entregar el pedido.

Lo pensamos bien para poner el segundo calificativo de la cabeza de esta columna.

1 Comentarios
Comentarios
Anónimo
Agregado:
9 Jun 2009 |
19:02 PM

Podría enviarme si no es molestia, éste artículo a mi dirección? ya que no cuento con impresora, lo leo en forma cotidiana, gracias anticipadas. brandon_splendor@prodigy.net.mx

Periódico El Economista una empresa de