Axtel iría por Alestra
El contexto de crisis trae oportunidades de crecer mediante adquisiciones, y ese podría ser el motivo de los recientes cambios efectuados por el CEO, Tomás Milmo Santos, en la telefónica regia Axtel.
columnas
Ene 14, 2009 |
21:46
Archivado en:
CREDITO: 
Roberto Mena

A pesar de los inacabables pleitos, demandas y contrademandas en el sector de las telecomunicaciones, el contexto de crisis trae oportunidades de crecer mediante adquisiciones, y ese podría ser el motivo de los recientes cambios efectuados por el CEO, Tomás Milmo Santos, en la telefónica regia Axtel.

Patricio Jiménez se retira de Axtel a partir del 31 de marzo y su puesto como Director Corporativo será ocupado por Felipe Canales, hoy director de administración de Sigma Alimentos y anteriormente integrante del consejo de otra telefónica regia, Alestra, un negocio de Bancomer, Alfa y AT&T.

El currículum de Canales de inmediato movió al sospechosismo acerca de un posible intento de Axtel de adquirir Alestra, una empresa que nació casi al mismo tiempo que Avantel pero que nunca realmente emprendió el vuelo.

Oriundo de la Sultana, Canales se ha desempeñado en Sigma, que es filial de Alfa, teniendo bajo su responsabilidad las áreas de Finanzas, Planeación y Sistemas, entre otras. Aparte de ser Consejero de Alestra, fue antes de Sigma Director de Planeación Corporativa y Estudios Económicos en Alfa.

Dentro de sus 30 años en Alfa, fue Tesorero Corporativo de 1996 al 2004. Es Ingeniero Industrial del Tec de Monterrey, con maestría en Administración de Empresas de Wharton, en la Universidad de Pennsylvania. Además, participó en la fundación de Alestra.

Ayer, el mercado reaccionó al cambio con mayor demanda de títulos de Axtel. Es que entre otros, JPMorgan considera que no podía ser mejor la coyuntura para que Axtel, una de las telefónicas de mayor crecimiento en los últimos dos años, refuerce su posicionamiento con una adquisición como la de Alestra, pues sería la menos objetada por la Comisión Federal de Competencia (CFC).

El principal reto de Canales, aparte de mantener un agresivo ritmo de expansión regional, será el relanzamiento de su red WiMax, cosa que no resultará tan fácil en un entorno recesivo y de astringencia crediticia. Pero su posición financiera es sólida, con una carga de deuda relativamente baja, y absorber a Alestra no sería cosa del otro mundo.

Hoy, Axtel brinda servicios de telefonía local y larga distancia, Internet de Banda Ancha, transmisión de datos y servicios de telecomunicaciones a la medida en 39 ciudades y servicios telefónicos de larga distancia a clientes residenciales y empresariales en más de 200 ciudades.

La telefónica presta servicios integrales de telecomunicaciones con un amplia cartera de tecnologías de acceso, incluyendo acceso fijo inalámbrico, WiMax, cobre, fibra óptica, punto a multipunto, así como el tradicional sistema de microondas de punto a punto, entre otras.

Según el análisis de JPMorgan, la firma que en México encabeza Eduardo Cepeda, “una compra o fusión con Alestra puede ser una posibilidad real”, aunque advirtió que la reacción del mercado al cambio de mandos puede seguir causando una relativa incertidumbre para el desempeño de sus acciones en la Bolsa Mexicana de Valores.

La posibilidad de un matrimonio Axtel-Alestra no es nueva. Ya desde el verano pasado corrieron versiones de pláticas, en vista de la cercanía de las familias que tienen el control accionario. Sin embargo, la actual coyuntura parece resultar mucho más propicia para que avance la consolidación.

Vale insistir en que la liquidez y el bajo nivel de deuda de Axtel facilitarían la adquisición y que las huestes de Milmo Santos estarían dispuestas, según JPMorgan, a pagar en estos momentos a Alfa entre 536 millones y 562 millones de dólares por Alestra, una operación que se vislumbra como favorable a todos por las sinergias que generaría, en un proceso similar al de la compra de Avantel.

Hablando de WiMax, dice el secretario de Comunicaciones y Transportes, Luis Téllez, que ahora sí va en serio, que ya se puso de acuerdo con la Cofetel para lanzar, este mismo mes, la convocatoria para la licitación de espectro radioeléctrico.

Lo malo es que la licitación no se realizará en paquete, como piden los concesionarios, sino sólo en la banda 1.9 para telefonía móvil. Ello implica, y son malas noticias para empresas como la propia Axtel, que la subasta para Banda Ancha y WiMax seguirá durmiendo el sueño de los justos, en detrimento de la cobertura que había prometido el gobierno.

rmena@eleconomista.com.mx

El contexto de crisis trae oportunidades de crecer mediante adquisiciones, y ese podría ser el motivo de los recientes cambios efectuados por el CEO, Tomás Milmo Santos, en la telefónica regia Axtel.

2444 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de