La auténtica diversificación de las inversiones sí reduce riesgos

Patrimonio
CREDITO: 
Joan Lanzagorta
Todos seguramente hemos escuchado aquél dicho de “nunca metas todos tus huevos en una sola canasta”.

Es importante entender que, a pesar de sus ventajas, el proceso de diversificación no elimina el riesgo; es sólo una herramienta que nos permite disminuirlo.

Todos seguramente hemos escuchado aquél dicho de “nunca metas todos tus huevos en una sola canasta”.

De esta manera se suele resumir, entre otras cosas, la conveniencia de diversificar nuestro portafolio de inversiones, con el fin de reducir el riesgo inherente al mismo. Pero ¿qué es y qué no es diversificar?

La idea de la diversificación, por lo menos de manera formal, se deriva de la teoría moderna de inversión, planteada inicialmente en los años 50 por el economista Harry Markowitz.

En su tesis doctoral, Markowitz planteó que en lugar de medir el riesgo de cada instrumento en particular, los inversionistas deberían evaluar el riesgo de toda su cartera.

De esta forma, las decisiones acerca de la compra o venta de un instrumento en particular se deberían basar, exclusivamente, en el impacto que dicha decisión tendrá sobre el riesgo de todo el portafolio.

Algunos inversionistas tienen la idea de que diversificar significa, únicamente, no invertir en un sólo instrumento, sino en varios.

Sin embargo, esto no es así. La diversificación debe tener un sentido: debe ser adecuada a nuestro perfil de riesgo, debe reducir y no incrementar el riesgo que queremos asumir, etcétera.

Obligado, analizar

En realidad, el proceso es mucho más complejo y requiere de un análisis cuidadoso de los factores que influyen en nuestra toma de decisiones.

La idea detrás de la diversificación es, precisamente, tener en nuestro portafolio activos de diferentes tipos.

Como la tasa de interés que pagan los instrumentos de deuda suele disminuir cuando los precios de las acciones van hacia el alza, uno tratará de construir un portafolio que tenga ambos tipos de activos, con el fin de garantizar que al menos una porción de nuestra cartera esté comportándose de manera positiva.

Otra manera de entender la diversificación, consiste en comprar instrumentos de la misma clase, que no sean afectados por las mismas variables.

Por ejemplo, si compramos acciones de Wal-Mart, Soriana y Comercial Mexicana, por ejemplo, no estaríamos haciendo una diversificación adecuada, ya que todas estas empresas pertenecen al mismo sector (comercial).

Sin embargo, si compramos acciones representativas de industrias tan diversas, como entretenimiento, telecomunicaciones, extracción, construcción y casas comerciales, tendremos más probabilidades de reducir el riesgo en nuestro portafolio total.

Asignación cuidadosa

Con base en lo que hemos comentado, podemos decir que diversificar significa, en primer término, realizar un cuidadoso proceso de asignación de activos, de acuerdo con el nivel de riesgo global que queremos asumir. Esto significa que debemos determinar nuestros porcentajes de inversión en los diferentes mercados y tipos de activos a los que tenemos acceso.

Posteriormente, de acuerdo con nuestra percepción de las perspectivas económicas, seleccionaremos los sectores e instrumentos particulares que integrarán nuestro portafolio.

El objetivo final será tener una cartera integrada con activos de diferentes tipos y sectores, con el fin de que, dado el nivel de riesgo que queremos asumir, maximice el rendimiento potencial de nuestro portafolio.

Estrategias para ganar suponen más exposición

Algunos especialistas prefieren trabajar con portafolios no diversificados, los cuales a pesar de tener un riesgo más elevado, suelen también tener un potencial de rendimiento mayor.

En este sentido, existen distintas estrategias de inversión que se basan en concentrar las inversiones en un sólo instrumento o sector.

Una de ellas consiste en la compraventa de dos o tres acciones que sean atractivas técnicamente, tratando de capitalizar rápidamente las utilidades que generen.

Otra consiste en comprar varias acciones de un mismo sector de la economía, el cual sea percibido como el más favorecido dadas las condiciones económicas del momento.

Sea cual sea la decisión que tomemos, debemos entender que, a mediano y largo plazos, un portafolio diversificado ofrece rendimientos mucho más consistentes y menos volátiles.

Te invito a que me envíes tus preguntas, dudas y comentarios a través de mi página en Internet: www.planeatusfinanzas.com, así como a mi correo: jlanzagorta@eleconomista.com.mx

Pregunta

De acuerdo con la teoría de diversificación, ¿cuál es la mejor estrategia en cuanto a las inversiones?
# 1.) a) Mantener en la cartera sólo activos de rentas mayores a las del promedio del mercado

# 2.) b) Mantener la mayor cantidad de activos tomando en cuenta el riesgo asociado a cada uno de ellos

# 3.) c) Mantener la mayor cantidad de recursos en pocos activos

# 4.) d) Estudiar bien todas las oportunidades de inversión y adquirir la que ofrezca la mejor rentabilidad, el riesgo siempre existe, por lo que este no es relevante

Añadir comentario

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura.