"Matapolicías", arma preferida de la delincuencia

A casi cuatro años de que se encendiera el primer foco rojo por el constante flujo de armas hacia México y los grupos delictivos aumentaran su poder de fuego, el narco ya no compra las armas .9 milímetros ni los "cuernos de chivo" sino que ahora prefiere usar la "matapolicías".

Se trata de pistolas calibre .50 que tienen capacidad para traspasar el blindaje ligero de algunos vehículos y los chalecos antibalas que usan los policías, y que ahora son surtidas incluso por residentes fronterizos que pueden pasar inadvertidos.

Según William D. Newell, director para Arizona y Nuevo México de la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos (ATF, por sus siglas en inglés), ese cambio obedece a una lógica respuesta del crimen organizado en contra del Estado.

Reportes del proyecto Gunrunner -programa de la AFT que inició en 2005- revelan que de las armas decomisadas, adquiridas ilegalmente en Estados Unidos y que tenían como destino el territorio mexicano, la mayoría eran pistolas .9 milímetros, 38 súper, pistolas 5.7 milímetros y calibre .45.

En segundo término estaban los rifles de asalto y eran menos solicitados los AK-47 y AR-15. En los últimos 18 meses esas preferencias cambiaron radicalmente y ahora las que tienen mayor demanda son las "matapolicías".

El funcionario estadounidense no dio cifras de aseguramientos pero alertó que aunque el gobierno ha tratado de controlar las armas que se venden muchas son compradas por prestanombres que tienen la residencia y luego se lleva el armamento a suelo mexicano.

Los grupos de sicarios también se abastecen en los tianguis y las ferias que se instalan en diversas zonas de los Estados Unidos, en donde no hay control suficiente.

Residentes fronterizos desempleados y en crisis han encontrado una forma muy redituable de hacer dinero, ya que van a Estados Unidos y compran en una armería un "cuerno de chivo" en mil dólares y lo venden del lado mexicano en 3,000.

Es una práctica casi incontrolable porque la venta de una sola arma ofrece mucha ganancia, y si hay tiempo suficiente para hacer dos viajes al día un vendedor con comprador seguro obtiene al menos 4,000 dólares diarios.

De acuerdo con los datos de la ATF, hay un tráfico "hormiga" de norte a sur con un éxito garantizado porque los abastecedores de los narcotraficantes ya ni siquiera se arriesgan, pues encuentran sus armas en territorio nacional.

Por ello, William D. Newell anunció que existe una agresiva campaña para advertir a los residentes estadounidenses que pueden ir a la cárcel hasta por 10 años si se les comprueba un tráfico de armas para revenderlas a los traficantes de drogas y sicarios mexicanos.

Explicó que de acuerdo con investigaciones los cárteles mexicanos que más armas demandan son el del Pacífico, que lidera Joaquín "El Chapo" Guzmán, y el del Golfo, que comanda Osiel Cárdenas Guillén, pero que realiza sus operaciones de armamento a través de los Zetas.

Se trata de organizaciones con gran poder económico que, pese a haber sido acosadas por las autoridades de México y Estados Unidos con acciones, detenciones y aseguramientos sin precedentes, parecieran tener recursos inagotables. De ahí que puedan pagar cualquier precio por un arma.

En 2008 el costo promedio de un rifle AK-47 o "cuerno de chivo" era de 1,500 dólares, mientras que el de un AR-15 era de 850 dólares, una pistola .9 milímetros costaba 500 dólares, al igual que una 38 súper.

Se estima que nueve de cada 10 armas que circulan en México, sea el que sea su origen o fabricación, pasaron por la frontera de Estados Unidos y México, y se estima que pudiera haber en el país unas 12 millones de armas.

vrag

nada

muy buena arma la uso para matar gente
pero yo la tengo normal no de oro