Hay enojo y miedo. ¿Quién parará las tropelías: Señor?
blog
Ene 4, 2017 |
19:15
Archivado en:

Los mexicanos entienden mejor el dolor de la decisión del gasolinazo. ¿Cuántos, no se sabe? Están acostumbrados al saqueo y olvido. Hoy no. Ir a un centro comercial, los que pueden o a un mercado sobre ruedas, sufrieron tropelías desde la entrega del aguinaldo. ¿Quién los defendió? Nadie señor presidente Enrique Peña Nieto. Dice hay instituciones que explicarán. No es tiempo de dar razones, sino resultados.

Desde el anunció del incremento al precio de la gasolina hubo inconformidades y amenazas, no reales como están ocurriendo y transformando en bloqueos, saqueos y anuncios de violencia como del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG) o en el Estado de México, donde turbas e inconformes, están saqueando Centros comerciales y de Conveniencia, perpetrados por gente no “normal’’.

Las decisiones de gobierno en este país y otros de cualquier parte del mundo, los asumen Presidentes, Reyes, Primeros Ministros o Congresos… Pero también guerrillas, turbas e inconformes, lo malo, es que incluya el crimen organizado y cárteles de la droga, que también requieren gasolina para mover su “negocio’’ y quién los va a parar cuando ocupen los espacios abandonados por gobiernos municipales, estatales y federales.

Ese es el miedo. Si no han podido parar la espiral de violencia en México o que funcione un nuevo de Sistema de Justicia Penal o policías “mejorados’’ desde la prevención, persecución del delito e impartición de justicia, esas son las instituciones. Qué nos espera, mientras el Poder Legislativo sigue durmiendo en sus laureles y cobrando bien, a ellos les vale madres el incremento de la gasolina.

¿Qué le queda Señor Presidente?

No han podido darle un mecanismo, no Ley para que los más de 500,000 elementos de las fuerzas armadas, entre las secretarías de la Defensa Nacional (SEDENA) o Marina Armada de México (SEMAR), se defiendan, mientras 500 y 128 “vividores’’ legisladores, les dan facultades para operar con legalidad, para que México no sea un desastre, provocado por un aumento de gasolina no explicado.

¿Es pregunta?

Así lo dijo el presidente Peña Nieto: “El Gobierno de la República no permitirá abusos de quienes al amparo de esta medida, se excusan, cometen tropelías y pretenden, excusándose en esta medida, eventualmente incrementar o tomar decisiones de alza en precios de productos que no son justificados’’.

Ni modo, ya nos jodimos los mexicanos. Los vividores de los partidos políticos, esos que son todos, por qué no donan sus recursos logrados en los últimos años, muy cercanos a los 200 mil millones de pesos, que es el pretexto para aumentar el combustible, más los que los exgobernadores ladrones de cualquier partido se robaron. Todos son iguales. Y ¡TAN…TAN…’’.

No claro, viene 2018, que arrancó en 2017, ninguno de ellos podrá solucionar este desgarriate. No existe vara mágica, ni soluciones fáciles, quiénes detendrán a los “malosos’’, gente común y corriente, que están asumiendo acciones fuera de la legalidad, violentando derechos humanos de quiénes: ¿Los mexicanos o sus Instituciones?

Es ahí donde hay miedo. Quién detendrá esto. Hay dos detenidos en la Ciudad de México. Y vendrán más en el resto del país, servirá de algo cuando las corruptas policías municipales, estatales o federales siguen igual. Se podrá entender la decisión. Quién puede explicar ser víctima de saqueos, no tanto de hechos delictivos del fuero común u organizado.

COMMODATO

No todo es gasolinazo. Es más SEÑOR PRESIDENTE. No solo usted, legisladores y presidentes los partidos políticos que aprobaron eso, nos deben. Aun con ese nuevo pedido de esperanza, se parece a otro cartucho quemado como Andrés Manuel López Obrador, diciendo huevadas cuando él “extorsiono’’ a PEMEX. ¿Tienen memoria mexicanos?

0 Comentarios
Comentarios