El Americano sitia La Ruana con Templarios
Luis Antonio Torres, conocido como El Americano, líder de las autodefensas en el municipio de Buenavista, Michoacán, intentó quitar el control del poblado de La Ruana a Hipólito Mora, uno de los líderes fundadores; sin embargo, la intervención del gobierno federal evitó el enfrentamiento.
Verónica Macías / El Economista
Mar 10, 2014 |
23:23
Ayer se dio un intento de golpe a Hipólito Mora por parte de otro presunto líder de autodefensas. Foto: AFP
compartir

Luis Antonio Torres, conocido como El Americano, líder de las autodefensas en el municipio de Buenavista, Michoacán, intentó quitar el control del poblado de La Ruana a Hipólito Mora, uno de los líderes fundadores; sin embargo, la intervención del gobierno federal evitó el enfrentamiento.

Hipólito Mora, dirigente de los autodefensas, afirmó que La Ruana fue sitiada por unos 300 hombres de Buenavista, dirigidos por El Americano, de quien denunció Mora está rodeado de Caballeros Templarios.

En entrevista radiofónica, Hipólito Mora detalló que Torres llegó con hombres armados en unas 50 camionetas y colocó retenes para cercar el pueblo.

El líder de La Ruana añadió que El Americano estuvo apoyando a Nazario Moreno El Chayo, abatido este domingo por la Marina y el Ejército. “Cooperaron para que nos atacaran pero ahora el pueblo los rechaza, son los que quieren acabar con nosotros para quedarse con el pueblo”, expuso Hipólito.

Agregó que hasta el momento no ha pedido apoyo a autodefensas vecinas de Tepalcatepec, “no quiero comprometerlos. Nosotros estamos peleando por el bien, nuestra lucha es limpia, nuestro movimiento es con la gente”, dijo.

En tanto, el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes, confirmó que intervino para evitar un enfrentamiento.

En entrevista radiofónica, Castillo Cervantes reconoció que hubo tensión debido a las diferencias entre estos dos líderes; sin embargo, habló con cada uno.

Estanislao Beltrán, vocero de las autodefensas, manifestó desconocer la situación porque estaba ocupado en el avance del movimiento en otros municipios.

Éste es el segundo incidente entre ambos líderes de las autodefensas. El primero se dio el año pasado, cuando El Americano entró a La Ruana y aparentemente se quiso llevar a una joven a la fuerza.

En diciembre pasado, varios integrantes de las autodefensas lo denunciaron por abusar de su poder y abrir paso a presuntos criminales.

“El movimiento comunitario es bueno, pero un grupo se salió de control... Algunos compañeros permitieron la entrada de templarios. Eso es una burla, traición...”, explicó en su momento uno de los integrantes del movimiento.

Diversos integrantes de las autodefensas han manifestado su inconformidad por la presencia de El Americano entre sus filas.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de