Busca Financiera Rural bajar las tasas y los requisitos de sus créditos

Credito:

Edgar Huérfano/ El Economista

La Financiera Rural está desarrollando una estrategia para reducir las tasas de interés y los requisitos para acceder a sus créditos agrícolas, aseguró Gustavo Merino, director general de la institución.

“La estrategia desarrollada con las Secretarías de Hacienda, Agricultura y Economía, pretende reducir las tasas de interés y facilitar el acceso al crédito mediante un Fondo Mutual para disminuir el riesgo a la cartera, y reducir en hasta 6 puntos porcentuales la tasa de un productor de granos y dos puntos adicionales en caso de que sea de una zona marginada”, aseguró el funcionario.

Actualmente, Financiera Rural otorga financiamiento a una tasa de interés de 10% en promedio, y de acuerdo con el tipo de producto y el ciclo del mismo, esta puede variar, mientras que en el mercado, esta puede subir al doble.

Para algunos productos de la Financiera ya se aplican estos descuentos, como en el caso las tasas para los créditos refaccionarios, las cuales serán ahora entre 3 y 4 puntos porcentuales menores a las actuales. De esta forma los productores pecuarios que antes tenían que pagar una tasa del 15% para invertir en ganado, corrales, salas de ordeña, tanques fríos y otros activos, ahora podrán acceder a tasas del 12%.

En el marco del Foro “Que país queremos: el campo” organizado por la Comisión de Desarrollo Rural del Senado de la República, Merino informó que Financiera Rural revisó el tren de crédito para agilizarlo, reduciéndose el número de trámites, aumentando los créditos preautorizados hasta 600,000 UDIS (aproximadamente 2.7 millones de pesos), disminuyendo en 50% el tiempo de otorgamiento de estos créditos.

Algunas sofomes han expresado su inconformidad con respecto al tiempo de respuesta en la aprobación y otorgamiento de los recursos de la banca de desarrollo en general, dado que en muchos casos esto toma puede llegar a exceder el periodo de inversión de un proyecto.

Carlos Ramanhe, presidente de la ASOFOM comentó “es necesario que toda la banca de desarrollo sea más eficiente en sus procesos, porque el tiempo de espera de los créditos, puede ser un costo muy alto para cualquier intermediario financiero”.

Así, el director de la Financiera Rural reconoció que se tienen muchos a retos a vencer en el campo, donde el financiamiento representa sólo 20% en términos del valor del PIB primario.

“Además de la baja penetración de servicios financieros en los municipios y una red de intermediarios financieros lejana al sistema financiero que se requiere, aunado a la escasa educación financiera en el sector”, dijo el funcionario.

ehuerfano@elconomista.com.mx