Se registran en el SAT sólo 9,000 sujetos obligados

Credito:

Leonor Flores / Enviada El Economista

Foto Archivo: EE

Puerto Vallarta, Jal. Sólo 9,000 de un total de 350,000 sujetos obligados a cumplir la nueva ley antilavado ya se dieron de alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) para poder emitir los primeros avisos de operaciones en efectivo que podrían ser con recursos de procedencia ilícita, dijo el director de la práctica de prevención de lavado de dinero de PriceWaterHouseCoopers, Martín Montealegre.

Con ello se espera que los que faltan lo hagan en el transcurso de la próxima semana, pero como se podría saturar el sistema, se calcula que aproximadamente 100,000 quedarán fuera, estimó. De esta forma, los que no cumplan podrían ser sujetos de sanciones que van desde 12,900 pesos hasta 4 millones 209,000 pesos.

En el marco de la Convención Anual del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, refirió que las empresas y personas físicas (joyerías, casinos, inmobiliarias, casas de arte, distribuidoras de autos, empresas de blindaje, notarios, contadores y abogados, entre otros) se han enfrentado a varios problemas porque el modelo para darse de alta en el SAT es nuevo y parecería que resultará insuficiente ante el volumen de registros que se tendrán que hacer en la medida en que se acerca la fecha límite, que es el 17 de noviembre, cuando el brazo fiscal de la Secretaría de Hacienda y coadyuvante de la Unidad de Inteligencia Financiera deberá recibir los primeros avisos de operaciones en efectivo con los límites establecidos.

“Es una ley compleja, tomará tiempo para su implementación y a pesar de que ya se tenía conocimiento de la nueva ley, no se dimensionó el tiempo que toma darse de alta”, aseguró Montealegre, al comentar que por esa razón el SAT tuvo que reducir 50% los 240 campos que contienen los formatos de los avisos de operaciones.

Respecto de la necesidad de que se otorgue una prórroga, el experto indicó que la autoridad está percibiendo que hay buena fe de parte de los obligados, pero los pasos para instrumentarla no se están dando a la velocidad con la que se esperaba.

Una vez que el SAT tenga el padrón de nuevos sujetos obligados, Montealegre opinó que se debería hacer una depuración. “El radar va a cambiar cuando se vea quién se dio de alta y por qué”, afirmó.

El especialista manifestó que el 2014 será un año de asentamiento de la ley para que en un futuro se puedan hacer ajustes a los umbrales para las operaciones en efectivo.

leonor.flores@eleconomista.mx