Creció número de jugadores en ahorro y crédito popular en el 2013
El número de jugadores en el sector de ahorro y crédito popular en México creció de manera importante durante el 2013, ya que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó 66 nuevos jugadores en esta categoría.
Edgar Juárez / El Economista
Ene 7, 2014 |
1:02

El número de jugadores en el sector de ahorro y crédito popular en México creció de manera importante durante el 2013, ya que la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) autorizó 66 nuevos jugadores en esta categoría.

Así, en todo el año dio luz verde para que 62 sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) más, con activos superiores a los 2.5 millones de Udis (cerca de 13 millones de pesos), siguieran con sus operaciones. De esta manera, el sector ya cuenta con 131 entidades de este tipo debidamente reguladas y supervisadas; se espera que en los próximos meses la cifra ascienda a 150.

Ello se dio en el marco del proceso de regularización del sector, mismo que lleva casi 10 años y que concluye en marzo del 2014, cuando las socaps que no hayan solicitado autorización a la CNBV para seguir con su operación ya no podrán funcionar como tales. En el 2013, sin embargo, se autorizó casi el doble de las que había.

La CNBV también autorizó, tras dos años de no hacerlo, tres nuevas sociedades financieras populares (sofipos). Se trata de Kubo, Financiera Sustentable de México y Crediclub. Con ello, el padrón de financieras populares ascendió a 46 en el 2013. Además, en la actualidad hay poco más de 20 solicitudes en análisis de la CNBV para ver si son autorizadas o no.

En el 2013, el órgano regulador también autorizó la operación de la primera sociedad financiera comunitaria (sofinco). Se trata de SMB Rural, especializada en microcréditos productivos, principalmente para zonas de alta y muy alta marginación.

De esta manera, asciende ya a 178 el número de entidades de ahorro y crédito popular (entre sofipos, socaps y sofincos). Entre todas, atienden a poco más de 7.6 millones de personas con servicios de ahorro y crédito, y cuentan con arriba de 99,000 millones de pesos en activos.

La morosidad, según cifras de la CNBV en este tipo de intermediarios financieros no bancarios, se encuentra entre 5 y 10 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

1214 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de