competencia por el mercado, la razón
Banca subiría tasas hasta finales de año
Tampoco se ve un alza en los intereses que reciben ahorradores.
compartir
Widgets Magazine

Tras el anuncio del Banco de México (Banxico) sobre el alza de la tasa de interés de referencia a 3.75%, especialistas e integrantes del sector financiero no ven que el crédito destinado a las empresas y familias vaya a incrementarse de forma importante.

A raíz de la crisis del 2008, bancos centrales del mundo, incluido el de México, instrumentaron una política monetaria relajada con el fin de impulsar la economía. Ello llevó a que las tasas se mantuvieran históricamente bajas hasta hace unos meses en que la Reserva Federal de Estados Unidos inició la normalización de su política.

En México, por ejemplo, tasas de interés como las aplicadas a los créditos hipotecarios se han colocado en niveles históricos, incluso por debajo de 10% a tasa fija y a plazos de hasta 20 años.

“No creo (que se encarezca el crédito). En México y en el mundo nos acostumbramos a tasas de interés muy bajas, tomando en cuenta que aquí en México llegamos a tener tasas, cuando había crisis, hasta por arriba de 70 por ciento. Estados Unidos también se mal acostumbró a tener tasas de interés de 0 por ciento. Entonces regresar a la nueva normalidad nos está costando mucho trabajo”, refiere Jorge Sánchez Tello, especialista de la Fundación de Estudios Financieros (Fundef).

En el tema hipotecario, ejemplifica, todas las personas que tienen un crédito con un banco, hoy día están a tasa fija. “Entonces si una persona tiene su crédito a 8, 9 o 10%, que es en el rango actual, por más que vean las noticias, pueden estar tranquilos porque van a seguir pagando lo mismo”, indica.

A futuro, el especialista tampoco ve tanto impacto. “Van a subir las tasas de interés tarde o temprano, pero yo creo que hasta fines de año, a menos que pase algo extraordinario, pero tampoco va a ser un incremento brutal. A lo mejor si un banco está ofreciendo una tasa de 11%, no la va a subir a 20 por ciento. Yo creo que van a ser pequeños ajustes”.

Jorge Sánchez añade que este posible bajo impacto en los créditos hipotecarios obedecería también a la alta competencia que hay en la actualidad entre instituciones bancarias por ganar mercado. “Por ejemplo, si un banco se adelanta y sube sus tasas un punto o dos, a lo mejor el otro banco dice: mejor me espero, no la subo y le gano clientes”.

En el rubro de tarjetas de crédito, también ve una alta competencia, además de un mejor uso del plástico por parte de los usuarios, lo que evitaría un incremento de costo fuerte en este producto. “Si bien las tarjetas de crédito están ligadas a la tasa de interés interbancaria y es la que sube, van a ser incrementos mínimos”.

Sánchez Tello destaca entonces que no ve que se haya terminado la época de bajas tasas de interés en productos como el hipotecario. A lo mucho, pronostica, espera que suban a 11%, aun y cuando en el transcurso del año se den nuevos incrementos a la tasa de referencia, como es previsible.

Algunos integrantes del propio sector bancario han dicho (hasta antes del anuncio de ayer) que no ven un fuerte encarecimiento del crédito en México por la subida de tasas. Ello, debido precisamente a la fuerte competencia que hay en algunos segmentos financieros.

Finalmente, el especialista de la Fundef comenta que tampoco ve un incremento importante en los intereses de los ahorradores que tienen su dinero en algún banco. Refiere que aquí normalmente las tasas son bajas, pues si el usuario quiere ganar un poco más, existen otros instrumentos de inversión con mayores ganancias, como los fondos y las afores.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de