ya se trabaja en la regulación, confirma el banxico
Crowdfunding y otras fintech tienen ocupadas a las autoridades
El mercado mundial sumó 145,000 mdd, el año pasado.
compartir

En la actualidad, la banca que opera en México cumple con una fuerte regulación que atiende parámetros internacionales como Basilea III. Sin embargo, igual que en todo el mundo, están irrumpiendo nuevos jugadores tecnológicos que buscan complementar la oferta de servicios financieros: las llamadas fintech. En especial, el crowdfunding, o financiamiento colectivo, es lo que tiene hoy día ocupadas a las autoridades, que ya buscan una regulación para este creciente sector.

Las páginas de crowdfunding son plataformas de Internet en las que confluyen demandantes de crédito para impulsar sus proyectos emprendedores e inversionistas que buscan rendimientos futuros al prestar sus recursos. En México, un ejemplo de éstas es la sociedad financiera popular (sofipo) kubo.financiero.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), en el 2015 el mercado global del crowdfunding ascendió a 145,000 millones de dólares, un crecimiento de 267% respecto del 2014. Asia es la región que presenta el repunte más importante y hoy tiene 60% del mercado a nivel global, contra 30% de Norteamérica y 8% de Europa. América Latina y África representan menos de 1 por ciento.

Sin embargo, las autoridades mexicanas ya han identificado algunos riesgos que podrían derivar del crowdfunding, por lo que ya trabajan en una posible regulación.

Falta protección

Alan Elizondo, director general de Asuntos del Sistema Financiero de Banxico, explica que han detectado diversos riesgos referentes a la protección del consumidor, como la falta de información transparente y clara para el usuario; publicidad engañosa; términos y condiciones poco claros en los contratos; así como cláusulas crediticias que se alejan de las prácticas sanas.

De igual forma, está la ausencia de un organismo responsable de resolver controversias, violaciones a la privacidad de los datos, insolvencia o quiebra de la contraparte acreditada, liquidez, riesgos tecnológicos que pudieran derivar en ataques a las plataformas, fraudes y todo lo relacionado a la prevención y lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

En el Foro de la Industria Financiera: FinTech 2020, organizado por la firma FIS, el directivo de Banxico destaca que hoy, en algunos países donde esta industria ya tiene fuerte presencia, existe una regulación. Ésta consiste en imponer obligaciones y restricciones a los participantes en el crowdfunding, que son los inversionistas a los cuales se les imponen límites, lo mismo que a las emisiones de deuda y acciones; así como a las propias plataformas.

Con base en estas experiencias y los riesgos detectados, las autoridades mexicanas, indica el directivo, trabajan en el análisis de una posible regulación para el crowdfunding. El presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé, confirmó que ya laboran en ello.

No se trata, coinciden las autoridades, de limitar la entrada de nuevos jugadores al sistema financiero mexicano, sino de hacerlo de manera ordenada, regulada y que no represente riesgos.

Los retos, añade Elizondo, son que este modelo muestre sostenibilidad y que haya un gradual distanciamiento del modelo de market place, para acercarse a uno de finanzas más tradicional.

Jorge Palacios, vicepresidente técnico de la CNBV, refiere que hasta la fecha no se ha presentado problema alguno con el crowdfunding en México, pero exhorta a la población a tener cuidado sobre dónde ingresa su dinero, pues al ser plataformas por Internet, no se sabe bien a bien quién está detrás.


0 Comentarios
Comentarios