Regulación en México detonaría la industria del crowdfunding
Actualmente operan en el país alrededor de 20 plataformas de financiamiento colectivo.
Edgar Juárez
Jul 5, 2016 |
0:41
compartir

Los jugadores de la industria del crowdfunding (financiamiento colectivo) en México están conscientes de que, aunque cada vez hay más participantes, una regulación específica detonaría aún más el sector.

Hoy, de acuerdo con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), operan en el país alrededor de 20 plataformas de crowdfunding, 16 de las cuales son nacionales y cuatro de corte internacional.

Luis Rubén Chávez, cofundador y director de la yotepresto.com, refiere que los primeros interesados en que haya una regulación para las plataformas crowdfunding son los propios participantes del sector. “Somos los que la pedimos”.

El directivo comenta que, de acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo, América Latina podría ser una región donde el crowdfunding se detone de forma importante, debido a la necesidad de inclusión financiera. Y México, agrega, sería el primer caso de éxito de la zona.

Por ello, tanto las autoridades como el sector agremiado en la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (Afico) ya se han sentado para buscar una iniciativa de ley que, de acuerdo con las plataformas de crowdfunding, se estaría presentando en el último trimestre del 2016.

“Todo indica que en septiembre sale ya la propuesta de ley en materia de fintech y dentro está el crowdfunding. No es algo que nos atemorice; al contrario, hemos estado trabajando y colaborando con las autoridades. Para que esto pueda crecer como en Estados Unidos y Europa donde ya está regulado, tenemos que pintar la cancha”, dice Luis Rubén Chávez.

El director de yotepresto.com, plataforma con apenas un año de existencia y más de 10 millones de pesos colocados, detalla que mientras llega la regulación, los afiliados a la Afico tienen una serie de políticas autorregulatorias entre las que destacan las referentes a la prevención de lavado de dinero, protección de datos personales, buen manejo de los recursos, y ver qué se puede hacer si una plataforma de este tipo, llegara a quebrar.

Lo que sí considera que no debería tener la regulación en materia de fintech son trámites engorrosos, caros y aspectos que puedan limitar el acceso de la población a estas plataformas.

El beneficio es la recompensa

Hay diferentes tipos de plataformas crowdfunding: las no financieras y las financieras. Dentro de las no financieras, se encuentran las que son en beneficio de las personas que donan dinero para apoyar campañas, es una recompensa en especie: obras de arte, copias preliminares de un disco de música o el simple agradecimiento del beneficiario.

Micochinito.com es una de estas últimas. La plataforma, surgida en el 2013, la integra un grupo de jóvenes de menos de 30 años, que durante cerca de cinco años buscaron apoyos tanto nacionales como internacionales. Mariana Espinosa, directora operativa y cofundadora de la plataforma, explica que hoy ya han fondeado 30 proyectos por cerca de 400,000 pesos.

Detalla que, a diferencia de otras plataformas, micochinito.com funciona con el modelo de recompensas. Las personas interesadas en apoyar proyectos de impacto social, conocidos como padrinos, aportan los recursos, y cuando se reúne el dinero necesario, el beneficiario lo agradece en especie.

La directora refiere que cuando se concreta el fondeo de un proyecto, la plataforma se beneficia con un pequeño porcentaje del total del monto recaudado.

0 Comentarios
Comentarios