Van por regulación de las Fintech
Está lista la ley sobre financiamiento colectivo
Plataformas de crowdfunding deberán emitir comprobantes fiscales, adelantan.
Iván Salomón Rodríguez
Ago 30, 2016 |
23:00
compartir

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a través de un mandato directo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), presentará al Congreso de la Unión la iniciativa de ley que regulará y dará figura legal a las financieras tecnológicas (fintech) en México el próximo 8 de septiembre, informó Gerardo Obregón.

El director general de Prestadero explicó que, pese a que no ha visto el documento, el objetivo de la denominada Ley Sobre Financiamiento Colectivo es fomentar el ecosistema, crecimiento y expansión de los préstamos en línea, pero también acortar los riesgos que podrían existir con este tipo de negocios y proteger a los usuarios.

Las fintech son servicios financieros (créditos, seguro y hasta gestión de activos) ofrecidos a través de canales tecnológicos. Actualmente, en México se tienen registradas alrededor de 200 empresas de este tipo.

“Ya hay un mandato para que el próximo 8 de septiembre se presente ante el Congreso una ley para regular el crowdfunding financiero”, comentó. El director espera ver este documento antes de la fecha estipulada y confía en que las autoridades estén haciendo “bien la tarea”.

De acuerdo con datos del órgano regulador, a julio del 2015 la industria de fondeo colectivo había financiado 4,081 campañas exitosas por un monto de 256 millones de pesos a través de 53,276 inversionistas.

Las cuatro plataformas más grandes (Fondeadora, Crowdfunder, Prestadero y Kubo Financiero) representaban 96% del mercado.

El también consejero de la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo, explicó que la regulación seguramente incluirá medidas para minimizar los riesgos de financiamiento ilegal y lavado de dinero, prevención de fraudes, así como lineamientos que ayuden a ajustarse a la regulación fiscal.

Beneficios fiscales; 
baja penetración

El directivo espera beneficios fiscales para los usuarios de estas plataformas, “ya sea que éstas emitan comprobantes de retención o prepaguen por el propio prestamista algunos impuestos para financiar proyectos de crowdfunding”.

En lo que respecta a la prevención del lavado de dinero y fraudes, las medidas serían preventivas, ya que en México aún no existen casos registrados, indicó Gerardo Obregón.

Asimismo, reconoció la importancia de la seguridad en línea y que este tipo de firmas tengan sitios “robustos y un buen plan de recuperación de desastres en caso de alguna eventualidad”.

De acuerdo con el reporte Pushing Boundaries: 2015 UK Alternative Finance, elaborado por la Universidad de Cambridge, la fundación británica de innovación Nesta y la firma KPMG, en Estados Unidos, se financiaron más de 20,000 millones de dólares en el 2015 a través del crowdfunding de deuda, y en China la cifra fue de 60,000 millones de dólares.

En México, según el Séptimo Reporte de Inclusión financiera de la CNBV, se financiaron sólo 13 millones de dólares; sin embargo, el directivo indicó que el país va por buen camino.

“Es un volumen ridículo comparado con esos países, pero lo interesante es que el crecimiento del mercado mexicano es similar al que en su momento tuvieron estos países cuando iniciaron”, argumentó el creador de Prestadero.

Hace unos días, el presidente de la CNBV, Jaime González Aguadé, afirmó que todas las autoridades financieras del país tienen interés en que el sector de las fintech se regule.

Sin embargo, reconoció que no es un tema sencillo, dadas las características del sector.

En general, la autoridad está ocupada en todos los jugadores fintech, pero en especial le importa el crowdfunding, o financiamiento colectivo a través de plataformas tecnológicas.

En México, se tienen registradas alrededor de 16 plataformas nacionales de crowdfunding, y cuatro más internacionales que ya han fondeado proyectos mexicanos.

Otra forma de recaudar dinero

El crowdfunding o fondeo colectivo es una forma en que las personas y las empresas (incluidas las startups) buscan recaudar dinero del público para apoyar un negocio, un proyecto, una iniciativa, o una necesidad personal. En el 2012 aparecieron las primeras firmas en México.

“Creemos que el crowdfunding va a cambiar las finanzas en México porque ya no necesitas ir a una sucursal de tabique para solicitar un crédito, su crecimiento será exponencial en todo el país”, explicó Gerardo Obregón, director general de Prestadero.

El crowdfunding crece en nuestro país y se debe a que algunas de las empresas que existen en el mercado tienen el potencial de revolucionar la industria, mediante crédito más barato (mejores tasas y condiciones), más rápido y eficiente, más fácil de solicitar en todos los rincones del país; más transparente, y con opción de ser partícipe de los intereses para los prestamistas.

Obregón le llama “la 
democratización de las finanzas a través de la desintermediación”, ya que el modelo elimina a los intermediarios financieros tradicionales.

En el país y otras naciones existen una variedad de plataformas basadas en el crowdfunding que otorgan diferentes beneficios a los usuarios, permitiéndoles tener acceso a mejores oportunidades de financiamiento.

Existen cuatro formas de financiar proyectos a través de las plataformas de crowdfunding, la primera de ellas es la deuda, en ella, las personas prestan su dinero a cambio de una tasa de interés.

El siguiente es el esquema de donaciones. Este sistema consiste en financiar iniciativas sin ánimo de lucro como asociaciones civiles y ONG.

Otro sistema es el de recompensas; en éste, los fondeadores hacen aportaciones de dinero en los proyectos que ellos deseen a cambio de recompensas como productos o servicios.

Por último, el financiamiento a través de capital. Los inversionistas aportan iniciativas emprendedoras a cambio de un porcentaje de las acciones.

Cómo se legisla en 
el resto del mundo

  • En el Reino Unido, el equity crowdfunding y el de préstamos están regulados; muchas plataformas opinan que esto sólo limita el alcance de estas herramientas. La limitación es de un máximo de 10% de la renta de una persona.
  • En España, desde abril del 2015 se aprobó la regulación específica para las plataformas crowdfunding, en el caso del equity y de préstamos, en la Ley de Fomento de la Financiación Empresarial.
  • En el 2013, Italia se convirtió en el primer país europeo en regular las plataformas crowdfunding; las plataformas deben ser autorizadas por la Consob.
  • En Francia, se creó un registro oficial específico y, dependiendo del tipo de crowdfunding, se limita a los inversionistas y/o emisores.
  • En septiembre del 2013, en Estados Unidos entró en vigor el título II de la Jobs, que permitía a las startups anunciar públicamente emisiones de capital a través de plataformas online.
  • En mayo del 2014, en Francia se aprobó la regulación número 2014-559, que absuelve a las plataformas que emiten instrumentos financieros del cumplimiento de las reglas establecidas por la AMF.


valores@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de